Un drama que no cesa. Así están siendo las últimas hora para los vecinos desalojados de la calle Presa y Rafael Alberti que, durante tan solo media hora, han podido volver a sus hogares a recoger sus efectos personales «más preciados«.

Así se lo comunicaron ayer por la noche a las 26 familias desalojadas que, por turnos, han ido accediendo a sus casas y que, en media hora han tenido que recoger lo más importante, sabiendo que, lo más probable, es que no puedan volver.

Lágrimas, nervios, rabia…una mezcla de sensaciones entre los vecinos que, en los últimos meses, están viviendo a 12 kilómetros de sus casas; un problema que, el pasado martes, el consejero de infraestructuras y vivienda, David Pérez, señalaba, en reunión con los vecinos afectados, que «es uno de los temas centrales de la acción de su Consejería, a pesar de ser un problema motivado hace 14 años«.

Como ha señalado Eva Mª Medina, vecina afectada por las grietas y desalojada en uno de los apartahoteles, «hemos tenido que sacar 30 años en 30 minutos; se quedan tantos recuerdos, toda una vida; el dolor del destrozo pero una sensación de vacío, es imposible explicar«.

«Se han quedado muchísimos recuerdos de mis abuelos porque en 30 minutos es imposible sacarlo todo; aprovecho para agradecer la ayuda de los bomberos, que se están portando de maravilla, Policía Local, vecinos»; «me quedo con la calidad humana de mis vecinos, dándonos el cariño que necesitamos; solo pido que lo que estamos pasando ahora, no lo pase a ningún vecino mas, que saquen todos sus recuerdos, aunque tengan que comer en platos de plástico», añadía Eva visiblemente emocionada.

Noelia, otra de las vecinas desalojadas del número 4 de la calle Presa, señalaba, antes de poder entrar a su casa, que estaba viviendo este momento «con muchos nervios, pero con ganas de terminar esta fase; creo que a partir de ahora ya sabremos lo que tenemos, lo que no, sabemos que se va a derribar y ahora comenzará la pelea para que nos indemnicen y que aprendan con los siguientes vecinos porque con nosotros lo han hecho muy mal desde el inicio; hemos pasado mucha incertidumbre, mucha ansiedad y tenemos muchas ganas de empezar a dormir bien».

El pasado martes, tras la reunión de los vecinos con el consejero David Pérez, el alcalde de la ciudad, Javier Corpa, señalaba que este había sido un encuentro necesario fruto de la “insistencia y de la movilización ciudadana”, ‘armas’ que también han motivado los importantes compromisos que Pérez adquirió públicamente.

“Deseamos que este sea un punto de inflexión, y mantengamos una comunicación fluida y constante, porque este es un problema de gravedad que requiere, como siempre hemos manifestado, de la máxima colaboración institucional, esperando que las palabras del consejero se conviertan en una realidad”, señalaba el alcalde.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.