Publicidad

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid ha aprobado una declaración de interés social para el municipio del proyecto de vivienda colaborativa para personas mayores ‘Cohabita Rivas’, por el que el Ayuntamiento de Rivas, a través de la EMV, ha cedido dos parcelas para la construcción de este nuevo modelo residencial a las tres asociaciones ripenses que han cumplido con los requisitos técnicos del concurso.

Son tres colectivos de personas mayores los que están trabajando ya en el diseño de sus viviendas colaborativas: Cosmos de Rivas, Taray y La Corrala. “Este proyecto nace de la voluntad de sus protagonistas, es una alternativa a las residencias tradicionales y promueve la autogestión la autonomía de las personas mayores y la atención a la dependencia”, ha explicado la concejala de Urbanismo y Vivienda, Pilar Gabina Alonso.

Publicidad

Serán las personas beneficiarias de este concurso, que busca la implantación en Rivas de comunidades senior de alojamientos colaborativos («cohousing»), las que se comprometan a financiar la construcción, el mantenimiento y la explotación de los edificios dotacionales y sus instalaciones, apoyadas por créditos hipotecarios.

El concurso será abierto a todas las iniciativas vecinales que se constituyan en entidades sin ánimo de lucro (constituidas por personas de más de 50 años) y que presenten proyectos sociales vinculados a equipamientos colaborativos para personas mayores además de que, posteriormente, se transformen en cooperativas de servicios. La cesión del suelo se prolongará durante 75 años.

EMV Rivas – Fotografía Ayto. Rivas

Cohousing

El ‘cohousing’ (covivienda o vivienda colaborativa) es un modelo habitacional que reconoce el derecho a la vivienda como un bien de uso y no comercial, en el que la comunidad participa de manera activa de todo el diseño de las viviendas y el entorno de espacios comunes, y la propiedad global siempre permanece en manos del conjunto de la comunidad ¿constituida como cooperativa-, sin división horizontal.

Es un modelo que combina la seguridad de la propiedad y la libertad del alquiler, pero además es un modelo -por la participación activa de las comunidades y su carácter autogestionado- que entronca con una forma de entender la convivencia. No se trata de la simple promoción colectiva de vivienda, sino de la construcción de comunidades con vocación de establecer vínculos en su seno y con su entorno cercano.

El ‘senior cohousing’ es la vivienda colaborativa de y para personas mayores. El envejecimiento activo, la oportunidad de pensar en los espacios y servicios comunes desde el enfoque de la prevención de la dependencia y el fomento de la autonomía personal y el reto de la soledad en nuestras sociedades confluyen en el espíritu de la vivienda colaborativa y la convierten en una alternativa atractiva para las personas mayores.

Existen numerosos referentes en Europa, especialmente en los países nórdicos, pero también han sido varias las experiencias de este tipo emprendidas en nuestro país en los últimos años.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.