https://noticiasparamunicipios.com/wp-content/uploads/2022/07/BIBLIOTECA-FLASH-DE-PARQUE-FINCA-LIANA.mp4

En un tándem perfectamente ensamblado, Felipe Sastre, un joven mostoleño con síndrome de Asperger, un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista, y Alfonso Román, con discapacidad física, llevan ya un mes al frente de la ‘Biblioteca Flash’ de verano del Parque Finca Liana, en Móstoles.

Se trata de una iniciativa pionera, que estará abierta, de lunes a viernes, en horario de 9.00 a 13.00 horas, durante los meses de junio, julio y agosto en uno de los principales pulmones verdes de la ciudad, el parque Finca Liana, y que trata de conjugar la inserción laboral de personas con diferentes capacidades y el amor por la lectura, todo ello en un entorno al aire libre.

Cada día, Alfonso y Felipe, desde primera hora de la mañana, se encargan de la colocación de los libros de esta biblioteca, de la actualización de la prensa diaria y las revistas, que se renuevan periódicamente, y de la colocación del mobiliario del espacio, que ha sido habilitado en el recinto ‘Raíces de Vida: Espacio para el Recuerdo’, creado en memoria de las víctimas de la COVID-19.

Alfonso y Felipe, al mando de la Biblioteca Flash de verano/ Rubén S. Lesmas

«En la biblioteca, lo que hacemos es dar servicio de lectura a la gente, la gente que quiera venir y quiera leer algún libro de aquí o alguna temática en concreto. Aquí tenemos libros para más niños, libros para más adolescentes; y de la cuarta estantería para acá son de adultos. Pues eso, los libros que la gente quiera o si quieren alguna temática se lo damos y si no tenemos esa temática pues le recomendamos otro tipo de libro que pueda querer», nos cuenta Felipe, que se desenvuelve ya con gran soltura ente los libros.

Este joven mostoleño todavía no tiene muy claro a lo que quiere dedicarse, después de estudiar este curso un grado medio de Marketing, el cual confiesa que «no le ha gustado mucho, sinceramente», por lo que no descarta hacer algo relacionado con el trabajo de bibliotecario, ahora que está adquiriendo experiencia.

«Los dos primeros días de trabajo vinieron los de la Biblioteca de Móstoles para decirnos qué tenemos que hacer, qué tenemos que apuntar y ese tipo de cosas. Cómo ordenar los libros, cómo va a ser la cosa», explica Felipe, que se ha integrado perfectamente con su compañero Alfonso.

Felipe Sastre, uno de los dos trabajadores al frente de la Biblioteca Flash/ Rubén S. Lesmas

Alfonso también se maneja perfectamente en este pequeño kiosko, reconvertido en una biblioteca de verano, pese a tener que desplazarse siempre con sus dos muletas. Al igual que Felipe, nunca se había dedicado anteriormente a este trabajo, aunque ahora admite que también le está pillando el gustillo.

«Sí me gustaría aprender más de esto. Me dedico a colocar las revistas, periódicos y limpiar el polvo de los libros, y apuntar a la gente que viene», nos explica Alfonso, que antes de entrar a trabajar aquí no ejercía ninguna profesión.

Pese a contar con una vertiente solidaria y de integración social, tanto Alfonso como Felipe están disfrutando de un contrato laboral de media jornada, lo que les está dando la oportunidad de «demostrar su valía», ya que tampoco tienen una supervisión especial por parte de Móstoles Desarrollo.

Alfonso Román, uno de los dos trabajadores al frente de la Biblioteca Flash/ Rubén S. Lesmas

Completamente autónomos

«Los chicos son completamente autónomos. Ellos vienen aquí cada día y se encargan de organizar la biblioteca y de llevar el registro de la gente que coge y deja los libros; también se encargan de montar y desmontar el espacio y de mantenerlo claro», nos explica Penélope, trabajadora de Móstoles Desarrollo, la empresa pública de promoción de empleo que está impulsando esta iniciativa de inserción laboral.

El proyecto de la Biblioteca Flash de verano surgió gracias al impulso del Ayuntamiento de Móstoles, a través de Móstoles Desarrollo y tiene varios objetivos. «El primero de ellos es la integración laboral de personas con distintas capacidades, en este caso son nuestros chicos», subraya Penélope, que recalca que están demostrando que «se puede integrar en el mundo laboral a todo tipo de perfiles de todo tipo de capacidades».

«Luego por otro lado la intención es traer un poco la cultura a un espacio al aire libre, abierto, intentar que la gente tenga un sitio donde leer, un sitio agradable; tenga acceso a la lectura, que no todo el mundo tiene facilidad o posibilidad de tener lectura en casa», añade esta trabajadora, quien subraya que los chicos están cumpliendo «maravillosamente bien» con su trabajo.

Un usuario acude a leer la prensa en la nueva Biblioteca Flash de verano/ Rubén S. Lesmas

Aunque en los primeros días esta nueva Biblioteca Flash estaba semivacía, tanto Alfonso como Felipe destacan que ahora, desde finales del mes de junio, «ha venido más gente que a principio de mes, ya que los niños han acabado el cole».

«Ahora se vienen los padres o los abuelos con los niños», añade Felipe, quien nos agradece que nos hagamos eco de esta iniciativa, ya que hasta ahora poca gente lo conocía y al principio, la verdad, se les estaba haciendo «un poco aburrido».

Hasta el 31 de agosto

La Biblioteca Flash va a permanecer abierta, en principio, hasta el 31 de agosto, que es hasta cuando tienen el contrato estos chicos. «Las únicas normas que tiene la biblioteca es que pueden leer, pero aquí, y no se pueden llevar los libros. Pero no hace falta ningún tipo de carnet de biblioteca ni nada, con el DNI para tomar nota del nombre por saber quién tiene que libro y poco más. El funcionamiento es ese», insiste Penélope, quien invita a la gente a pasarse por este espacio.

«Hay juegos, por si quieren jugar, si viene alguien y le apetece jugar, hay ajedrez, parchís, cartas. Hay prensa a diario actualizada, las revistas si son semanales vienen a la semana. Está todo actualizado para que la gente pueda venir y ponerse al día y leer lo que quieran», concluye.

Un usuario acude a leer la prensa en la nueva Biblioteca Flash de verano/ Rubén S. Lesmas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.