https://noticiasparamunicipios.com/wp-content/uploads/2022/07/CALATALIFA-UN-TESORO-MUSULMAN-ENTERRADO-EN-VILLAVICIOSA1.mp4

En la orilla oriental del río Guadarrama, en el término municipal de Villaviciosa de Odón y a una altura de 600 metros sobre el nivel del mar, con 40 metros de desnivel respecto al cauce fluvial, se eleva una colina que es conocida por los más viejos del lugar como el cerro del Miradero.

Lo que no tanta gente conoce, al menos fuera de esta población del suroeste de la región, es que este cerro del Miradero esconde en su interior, enterrado, uno de los tesoros islámicos más importantes de la Comunidad de Madrid, el asentamiento de ‘Calatalifa’, una de las escasas ciudades andalusíes localizadas y fosilizadas en el tiempo.

Por lo que ya se ha podido estudiar, el yacimiento de Calatalifa se confirmaría como uno de los cuatro asentamientos andalusíes más importantes de la región, entonces perteneciente a la Marca Media, junto con Alcalá la Vieja, Talamanca del Jarama y la propia Madrid.

Esto adquiere un valor añadido en los territorios que actualmente conforman la Comunidad de Madrid, donde la presencia de vestigios islámicos no es especialmente abundante y, en muchos casos, o son de menor entidad o, como en el caso de la propia capital, están ocultos o muy transformados por la evolución posterior del poblamiento.

Acompañados por el alcalde de Villaviciosa de Odón, Raúl Martín Galán (PP), y el concejal de Cultura y Patrimonio, Miguel Lucero, en Noticias para Municipios hemos tenido la oportunidad de visitar y pisar el terreno donde se oculta este valioso asentamiento, que data del siglo VIII o IX, cuando la península estaba habitada por los musulmanes.

Restos visibles de la muralla del asentamiento de Calatalifa/ Rubén S. Lesmas

A simple vista, una muralla

«A simple vista, lo que único que podemos observar aquí son restos de lo que fue una fortaleza, restos de una muralla», nos explica el concejal de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón, subido al citado cerro del Miradero, desde donde se atisba solo un ínfima parte de los tesoros que podría ocultar esta colina.

Alzados sobre la colina, tras un largo paseo campo a través, Lucero nos muestra como se reconocen perfectamente los restos de «una típica construcción oriental, que viene de la época mesopotámica, a base de ladrillo», que tenía «una finalidad totalmente defensiva para lo que era impedir que las fuerzas del reino cristiano pasaran a la zona sur, que estaba dominada por los árabes».

«La zona fue visitada por arqueólogos durante los años 2014 y 2015. Y lo que en principio parecía ser una que era una fortaleza que dividía los terrenos cristianos de los reinos musulmanes, pues resulta que llevaba más alcance porque tenía asentamiento poblacional como lo demuestra el hallazgo de aljibes, casas y objetos cotidianos que utilizaban los pobladores de aquella época, como son vasijas, todo tipo de cuberterías y cerámica de la época», añade Lucero.

El concejal de Cultura y Patrimonio, Miguel Lucero, nos enseña el yacimiento/ Rubén S. Lesmas

Según los historiadores especialistas en este período histórico, Calatalifa vendría a significar «Castillo del Califa» (Qal’at Jalifa) y como indica su nombre sería una ‘qala’, una fortificación vinculada a un eje fluvial y de comunicaciones importante como fue en la Edad Media el valle del Guadarrama, el camino natural y más directo desde los puertos de Tablada y la Fuenfría hacia Toledo.

«Allá por el 950, los musulmanes estaban asentados aquí. Estamos hablando lógicamente de la Alta Edad Media y en aquella época, en la parte castellana reinaba Alfonso VIII. Estos terrenos pertenecían a la provincia de Segovia. Luego en el siglo XIII- XIV pasó a ser reino cristiano y se quedó en la zona de Maŷrit (Madrid)», nos sitúa el concejal de Cultura, que lleva años empapándose de la historia de este lugar.

Bien de Interés Cultural

Gracias al impulso y la dedicación de este humilde concejal y del alcalde de la localidad, Raúl Martín Galán, en el cargo desde hace apenas año y medio, desde el Ayuntamiento de Villaviciosa de Odón han logrado que la Comunidad de Madrid incoe el expediente para la declaración de este yacimiento como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona de Interés Arqueológico.

«Desde el Ayuntamiento, en este último año y medio, lo que hemos hecho es impulsar precisamente y hacer ver a la Comunidad de Madrid la importancia de este sitio, de este yacimiento. Hemos tenido reuniones con la Dirección General del Patrimonio y a base de insistir y de presentarle los proyectos que nos habían aportado los ecologistas y diferentes asociaciones de arqueología de aquí de Madrid hemos conseguido que lo declaren como Bien de Interés Cultural», subraya el alcalde.

El alcalde, Raúl Martín Galán, junto al concejal Miguel Lucero, en los terrenos del yacimiento/ Rubén S. Lesmas

Ahora, gracias a esta declaración, que será efectiva en los próximos días, una vez que ya ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), se podrá iniciar los trabajos para comprar o expropiar los terrenos, ahora privados, donde se oculta el asentamiento y realizar así las prospecciones necesarias para comenzar a sacar a la luz los vestigios del pasado.

«Desde el Ayuntamiento ahora estamos con las tasaciones y valoraciones de las parcelas que conforman este yacimiento ya que tienen que ser de propiedad pública. En eso precisamente estamos trabajando en estas dos semanas, pidiendo las tasaciones para hablar con los propietarios y bien comprarlas o expropiarlas dependiendo de las circunstancias que hagan falta», ha insistido el regidor villaodonense.

Según los datos que ofrece la Comunidad de Madrir en su expediente, la superficie general de la parcela es de 48.151 metros cuadrados, aunque también comprende una serie de parcelas, también terreno rústico de uso agrario, en las que se han localizado materiales en superficie en las distintas prospecciones.

Restos visibles de la muralla del asentamiento de Calatalifa/ Rubén S. Lesmas

¿Un centro arqueológico?

«Es un punto más a favor de la cultura y del turismo de Villaviciosa. En nuestro afán de colocar a Villaviciosa en el mapa, que ya que está inscrito en la cultura y en la historia de nuestra España, esto es un empujón más para atraer a todas aquellas personas interesadas en la cultura árabe e hispánica de la época de los Reyes Católicos, y aquí en Villaviciosa tenemos un referente con este yacimiento», ha celebrado el alcalde, quien ya está planeando nuevas actuaciones relacionadas.

A pesar de que aún no se ha empezado a escavar en el terreno, el alcalde ya imagina las posibilidades que ofrece este asentamiento, ya que «no estamos hablando de algo hipotético sino que ya se ha confirmado que es uno de los yacimientos más importantes islámicos que hay en la Comunidad de Madrid».

«Muchas de las piezas que se han sacado aquí, simplemente en las catas que se hicieron en el terreno, están todas en el Museo Arqueológico Nacional y eso significa que Villaviciosa podría tener aquí perfectamente un centro turístico o arqueológico con las copias u originales que pudiéramos sacar aquí«, ha recalcado el alcalde, quien sueña ya con «poner de nuevo a Villaviciosa como referente de la cultura omeya en España».

El alcalde, Raúl Martín Galán, junto al concejal Miguel Lucero, en los terrenos del yacimiento/ Rubén S. Lesmas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.