Publicidad

La consejera de Medio Ambiente, Agricultura y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha avanzado este lunes que el proyecto ‘Madrid Rural’, que se levantará en el municipio de Fuenlabrada, será una realidad el próximo año tras tiempo de retraso y que el 70 por ciento del Plan Terra.

En un Desayuno Informativo organizado por Europa Press, la máxima responsable autonómica de Agricultura y Ganadería ha concretado que la Comunidad ya ha seleccionado la cooperativa que va a gestionar este proyecto.

Publicidad

‘Madrid Rural’ tiene previsto entrar en funcionamiento en el municipio de Fuenlabrada, en una instalación que ocupa una superficie de 3.500 metros cuadrados. Los productos hortícolas llegarán directamente de las explotaciones con el objetivo de fomentar «los alimentos tradicionales y de cercanía».

Se trata de un espacio de proximidad que va a ensayar un modelo de distribución para la reducción del número de intermediarios en el sistema alimentario y donde se acerca geográficamente la producción y el consumo, «lo que redunda en una mayor sostenibilidad tanto en su dimensión económica como social y medioambiental».

Isabel Díaz Ayuso plantando cebollas en un campo de Villamanrique de Tajo. (Foto: Jesús Valbuena)

Plan Terra

También en esta línea, la consejera ha detallado que a día de hoy se ha alcanzado un 70% de cumplimiento del denominado Plan Terra, dirigido a potencial el campo madrileño con proyectos y ayudas a los agricultores y la industria agroalimentaria.

«El grado de ejecución es altísimo«, ha subrayado Martín, que ha recordado que esta iniciativa cuenta con proyectos como el denominado ‘Erasmus Agrario’ para impulsar la formación de jóvenes agricultores madrileños en el extranjero y para que los profesionales del sector primaria de otros países, o el impulso de los seguros agrarios.

El Plan Terra es uno de los grades proyectos puestos en marcha desde la Consejería de Agricultura «por y para» los agricultores, ha explicado Martín, una estrategia a la que se ha destinado 100 millones de euros y que contempla más de 50 medidas para liberalizar el sector y reducir su intervencionismo.

Para la consejera, este apoyo a los agricultores contrasta con la política del Gobierno de Pedro Sánchez, con ataques por parte del ministro de Consumo, Alberto Garzón, al consumo de carne.

«Nadie lo puede comprender; el campo español trabaja por ser más competitivo cada día y se encuentra con la demonización que ha hecho Garzón» o la «ideologización» por parte del Ministerio de Transición Ecológica de Teresa Ribera, «que no tiene sentido alguno» cuando los agricultores y ganaderos son los que «nos dan de comer».

«El último despropósito de la izquierda que nos gobierna», ha reseñado la consejera, ha sido con el sector vinícola. En concreto, el vino llevará una etiqueta con alerta sanitaria asociada a que su consumo podría incrementar el riesgo de padecer cáncer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.