Publicidad

El hombre de 43 años y nacionalidad española detenido por apuñalar este domingo gravemente a su novia en el rellano de una escalera en Pinto tenía antecedentes por agresiones machistas y pasará mañana martes a disposición judicial.

El agresor, detenido ahora por un presunto delito de violencia de género y otro de tentativa de homicidio, llevaba solo dos meses de relación con su víctima. No había denuncias previas ni orden de alejamiento entre, aunque, según se ha sabido, el arrestado sí tenía antecedentes por haber maltratado a otras dos parejas anteriores.

Publicidad

Además, contaba con otros antecedentes por delitos contra la salud pública y contra el patrimonio.

Además, la mujer figuraba en el Sistema Viogén como víctima de violencia de género por parte de parejas anteriores, con los que había logrado cortar la relación. Por tanto, al estar inactivos, ella no contaba en el momento del apuñalamiento con órdenes de protección policial, según fuentes de la investigación.

La Guardia Civil continúa con la investigación de los hechos. Los agentes están analizando el presunto arma utilizada por el agresor, un cuchillo de grandes dimensiones encontrado en unos matorrales cercanos al inmueble. También está hablando con familiares y vecinos de la víctima.

La ambulancia del 112 ayer, en el lugar del suceso (Foto: 112)

Los hechos

Los hechos ocurrieron poco antes de las 13:00 horas del pasado domingo, en el número 2 de la calle Antonio Tapies de Pinto, concretamente en el rellano de la escalera, donde los sanitarios del Summa-112 encontraron a la víctima, que tenía heridas incisas en tórax y abdomen. Previamente había sido atendida por una vecina que es sanitaria en el portal.

A su llegada, los facultativos le asistieron y estabilizaron y le evacuaron en una UVI móvil en estado grave al Hospital 12 de Octubre, donde quedó ingresada y continuaba este lunes en la Unidad de Cuidados Intensivos «muy grave pero estable», según indicaron fuentes hospitalarias.

Los servicios sociales de protección se han hecho cargo de una hija pequeña de la víctima, fruto de una relación previa, pero que no se encontraba en la vivienda en el momento del ataque. El agresor fue detenido al ser localizado fuera de la casa porque, al parecer y según Policía local, llevaba las manos y la camiseta manchadas de sangre de su víctima, tras la agresión.

El individuo fue detenido cuando «se dirigía a la estación de Renfe». «Al identificarlo -han explicado- se observa que presenta manchas de sangre en manos y ropa, se corrobora que es el agresor, por lo que se procede a su detención».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.