La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, y el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, han visitado este martes varios enclaves históricos del municipio para promocionar y dar a conocer «monumentos muy importantes y desconocidos». Entre otros, Rivera de la Cruz y Ortiz han visitado la Torre de Eboli, una infraestructura que actuó como prisión de la Princesa de Eboli.

La Torre está declarada Bien de interés Cultural, siendo su protección otorgada por el Real Decreto de 22 Abril 1949, por el Real Decreto 785/1962, de 26 de Abril, y por la Ley 16/85, de Patrimonio Histórico Español. Se encuentra en la finca El Castillo, situada en la plaza de Jaime Méric.

Publicidad

Este torreón de cuatro plantas, rodeado por una zona ajardinada, tiene 25 metros de altura y planta rectangular de 165 metros, redondeada en sus esquinas. La Torre, construida en el siglo XIV, posee un gran valor monumental e histórico y en ella fueron confinados la Princesa de Éboli, Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II, y durante un breve período, Manuel Godoy, favorito de Carlos IV.

Tras la visita a la Torre, que la concejera ha definido como «una joya», la consejera ha visitado la Parroquia de Santo Domingo de Silos, otro de los enclaves históricos de la localidad.

«El Sur tiene también una riqueza patrimonial que muchas veces es desconocida, pero que está a la altura de la de otros municipios», ha destacado la consejera.

Durante la visita, el alcalde pinteño ha mostrado su deseo de que la Comunidad de Madrid termine definitivamente las obras del Centro Municipal de Cultura, ubicado en el complejo de la iglesia de la Sagrada Familia, cuyas obras fueron adjudicadas en el año 2019 en el marco del Plan Inversiones Regional (PIR, antiguo PRISMA).

La planta interior de la Torre de Éboli (Foto: D.G.C.)

No obstante, la consejera ha manifestado que desconoce cuándo estarán terminadas las obras en el complejo del Centro Municipal de Cultura, sobre las que el regidor dijo que se habían detectado casi un millar de deficiencias, sobre todo a raíz del paso de la borrasca ‘Filomena’. Pese a ello, el regidor ha agradecido la visita de la Consejera a la ciudad para

Yacimiento arqueológico en Torrejón de Velasco

Previamente, la consejera ha visitado la excavación paleontológica del Cerro de los Batallones, en el municipio Torrejón de Velasco, que desde el año 2000, a través de la Dirección General de Patrimonio Cultural, promueve la investigación, en colaboración con el Museo de Ciencias Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, bajo la dirección del profesor Jorge Morales.

Rivera de la Cruz ha aprovechado, en el trigésimo aniversario del yacimiento, para conocer las características de un yacimiento que, en las sucesivas campañas, ha permitido reconstruir el medio natural que existía en la zona hace más de 9 millones de años.

Tras agradecer el trabajo desarrollado por los investigadores, la consejera ha destacado su importancia porque «no solo ha mejorado el conocimiento de esta etapa, sino que ha contribuido a ampliar la colección del Museo Arqueológico y Paleontológico Regional, que cuenta desde el pasado diciembre con la sala Emiliano Aguirre, un nuevo espacio que muestra la gran riqueza paleontológica de la Comunidad de Madrid».

Las sucesivas campañas de excavación han permitido recuperar más de 10.000 restos óseos que, sobre todo, corresponden a animales carnívoros, presentando una amplia variedad de especies.

El Cerro de los Batallones.

Entre ellas, destaca la presencia de mastodontes y tortugas y jirafas gigantes, con ejemplares que se han conservado completos. Estas acumulaciones tan amplias de restos fosilizados se deben a la existencia de cavidades naturales en el terreno, que actuaron como trampas mortales para la fauna.

Los animales entraban o caían en estos espacios buscando agua o comida y quedaron atrapados, favoreciendo la formación de estos enormes depósitos que, con el paso de millones de años, tal y como ha explicado la consejera, se han convertido en un «auténtico tesoro paleontológico» con diversas zonas de excavación.

A lo largo de este año -el decimocuarto- se continúa trabajando en los niveles superiores del yacimiento que, por la presencia abundante de restos de mamíferos y herbívoros de gran tamaño, es de los más difíciles de excavar.

Para la difusión, divulgación y promoción del Cerro de los Batallones, este año se han organizado visitas y jornadas de puertas abiertas que han sido disfrutadas por más de 800 visitantes.

Calidad de los fósiles

La excepcionalidad de este emplazamiento viene dada por la cantidad, calidad y variedad de restos fósiles localizados. Así, las investigaciones realizadas han permitido reconstruir el ecosistema que existía en la región hace entre 9 y 10 millones de años.

Durante el Mioceno Superior el paisaje presentaba diferencias muy notables respecto al actual. La más llamativa era la existencia de un gran lago de agua dulce que ocupaba la parte central de la cuenca de Madrid, cuyas orillas debieron de ser favorables para la presencia, desarrollo y supervivencia de diversas especies de vertebrados.

Además, el clima, más cálido y húmedo, hizo que surgieran en la zona sur de la actual región madrileña extensas praderas.

Entre los restos fósiles hallados en las últimas tres décadas hay que señalar que el 98% es de animales carnívoros, mientras que los animales ungulados herbívoros -de la familia del hipopótamo, cabra, caballo o jirafa- son más escasos.

Este hecho, según los expertos, es muy singular, ya que en la naturaleza y en este tipo de hábitats la presencia de herbívoros es mayoritaria.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.