Publicidad

El alcalde de Pinto, Diego Ortiz (PSOE), ha anunciado este martes que el Gobierno local ha adjudicado un contrato menor a una empresa para llevar a cabo el estudio medioambiental de los barrios de la localidad más próximos al vertedero de la Mancomunidad de Residuos del Sur.

El regidor ha señalado, a preguntas de la prensa, que ha adjudicado este trabajo para el «análisis de la zona medioambiental» con el objetivo de «intentar evitar que se vuelvan a hacer macro-plantas y cambiar el sistema de gestión de residuos».

Publicidad

El pasado febrero, el alcalde renunció a la vicepresidencia de la Mancomunidad y decidió encabezar el movimiento pinteño contra la posible ampliación del vertedero y la posibilidad de construcción de nuevas plantas, y advirtió con llevar el caso ante los Tribunales.

En este sentido, Ortiz ha precisado hoy que los resultados de este análisis -y de otros dos que se encargarán próximamente- servirán de base para posibles «demandas» judiciales por parte del Ayuntamiento pinteño. El segundo informe analizará las cuestiones urbanísticas, y el tercero, el convenio firmado en 1986 por el que Pinto recibe los residuos de la Mancomunidad del Sur.

«De lo que salga en los informes, presentaremos las demandas que consideremos oportunas», ha declarado con rotundidad el primer edil.

La Planta Biometanización de Pinto (Foto: Ecologistas en Acción)

Alegaciones al proyecto de Artemisa

Por otro lado, el regidor ha anunciado que el Ayuntamiento presentará también alegaciones ante el proyecto de Artemisa, una planta que se ubicará en la zona de La Carpetania de Getafe para obtener biocombustible para aviones a partir de la incineración de las «sobras» de los vertederos y papeleras.

«Vamos a trasladar a la ciudadanía de Pinto, Getafe y el entorno lo que supone esta instalación», ha detallado el regidor pinteño.

El consorcio Artemisa Sutainable Fuels S.L ha presentado ante la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid el documento denominado ‘Solicitud de determinación del Alcance del Estudio de Impacto Ambiental del Proyecto de Planta de Biocombustibles Artemisa’. El objetivo de este proyecto es producir combustible de aviación, de procedencia no fósil, a partir de la incineración de hasta 690.000 toneladas de residuos.

Según Ecologistas en Acción -que ya ha presentado alegaciones-, la instalación es un gran complejo de procesos térmicos y químicos, equiparable a una refinería, y ocuparía una superficie de 296.842 metros cuadrados. Se localizaría a apenas dos kilómetros de zonas densamente pobladas de los municipios de Getafe y de Pinto, junto al centro comercial ‘Nassica’, polígonos industriales y vías de comunicación (autovías, líneas férreas y aeródromo).

«Artemisa supondría un importantísimo foco de contaminantes, tanto gaseosos derivados de la manipulación de los residuos, combustión de metano y procesos termoquímicos; como líquidos, efluentes de estos procesos; y sólidos, hasta 35.000 toneladas al año de cenizas, entre otros residuos como lodos o catalizadores agotados.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.