Publicidad

Se puso en marcha hace un año, con motivo de la crisis de la Covid, desde la Oficina municipal de Vivienda

PARLA / 28 ABRIL 2021 / La Oficina municipal del derecho a la vivienda de Parla ha atendido en un año a 1.500 personas a través del ‘Servicio de atención, información y asesoramiento sobre las medidas de ayuda a la vivienda’ y, junto a la concejalía de Servicios Sociales, ha logrado paralizar el 90 por ciento de los desahucios previstos en la localidad.

Además, este servicio ha logrado ejecutar la firma de casi 100 contratos de alquiler social para familias en situación de vulnerabilidad económica y social, que se ha visto incrementada a causa de la situación sanitaria, en mediación con entidades financieras.

Publicidad

El Ayuntamiento ha comunicado que continuará prestando el servicio después de que el Gobierno central haya acordado prorrogar el «escudo social» de medidas anti-desahucios y moratorias de alquiler tres meses más tras la finalización del Estado de alarma.  

El centro de salud de San Blas, en Parla (Foto: D.G.C.)

Ayuda en la crisis

Fuentes locales han informado de que el objetivo es «seguir prestando apoyo a la ciudadanía especialmente a las personas, que, como consecuencia de la crisis del Covid-19 se encuentran en situación de vulnerabilidad en materia de vivienda».

La Oficina municipal del derecho a la Vivienda que atiende con cita previa a través del 91 201 35 75 o de la dirección de correo electrónico plandevivienda@ayuntamientoparla.es

Publicidad

El Ayuntamiento puso en marcha este servicio se puso en marcha en abril de 2020 junto a otros apoyos como la eliminación de las tasas por expedición de documentos para solicitar moratorias de hipoteca y alquiler o ayuda para el envío de documentación tras la suscripción de declaración responsable.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. Buenas trades, mi nombre es Blanca, nose si es aquí donde tengo que poner esto o no?
    Pero después de 50 años en vivienda del bloque donde nacimos mi hermano el pequeño y yo, ahora quieren echarme después de haberme echo un asusta viejos en julio del 2019 y averme provocado un infarto, por que el contrato de la vivienda esta puesto a nombre de mi padre y es de renta antigua, aunque mis padres siguen vivos, por motivos de salud de mi madre tuvieron que cambiar de ciudad para respirar aire puro y yo me veo ahora con una mano delante y otra detrás. Soy una mujer discapacitada y sin recursos suficientes y que me encuentro devastada por la situación. ATT. BLANCA SANTOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.