Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Parla a una mujer que se hacía pasar como asistenta social para hurtar en domicilios de personas de edad avanzada, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La detenida contactaba telefónicamente con las víctimas, identificándose como trabajadora de una institución social o sanitaria, y les informaba que serían visitadas en su domicilio al objeto de recibir la tercera dosis de la vacuna contra la Covid- 19, o bien, ser sometidas a otras pruebas médicas.

Publicidad

Posteriormente, acudía a los domicilios vistiendo uniformes o prendas pertenecientes a reconocidas instituciones para otorgar credibilidad. Tras ganarse su confianza -según siempre Jefatura-, aprovechaba un descuido de la víctima para registrar los cajones de la vivienda y sustraer joyas y dinero en efectivo.

Las pesquisas policiales se iniciaron el pasado mes de septiembre cuando los agentes tuvieron conocimiento de la comisión de diversos hurtos en domicilios de personas de edad que vivían solas.

El procedimiento llevado a cabo por los presuntos autores comenzaba con una llamada telefónica a la víctima mediante número oculto, donde le comunicaban la necesidad de prestarle asistencia domiciliaria por parte de un trabajador social, a fin de informarle sobre temas sanitarios.

La Comisaría de Policía Nacional en Parla.

La vacuna contra la Covid-19 como excusa

Inmediatamente, una mujer acudía al domicilio de la víctima vistiendo alguna prenda característica de instituciones sanitarias. Tras entrevistarse con ella y ganarse su confianza, le hacía creer que debía acudir al centro médico para suministrarle la tercera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

Publicidad

En otros casos, le avisaba de que tenía algún tipo de prueba médica pendiente de carácter urgente y le requería que acudiese al centro de salud con la máxima premura.

Seguidamente, obtenía una copia de las llaves de la vivienda y aprovechaba la ausencia de la propietaria para acceder de nuevo y llevar a cabo los hurtos. En otras ocasiones, le requería hacer una prueba de orina en ese instante, prevaliéndose de tal circunstancia para dirigirse a otras estancias de la casa y registrar los cajones en busca de dinero, tarjetas de crédito y otros efectos valiosos.

Publicidad

La Policía estableció un dispositivo especial con la finalidad de identificar, localizar y detener a la presunta responsable, produciéndose finalmente el arresto en
su domicilio. Fue puesta a disposición de la autoridad judicial, imputándole cuatro delitos de hurto. La investigación continúa abierta por la posible existencia de más hechos similares en la localidad de Parla.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.