Publicidad

La línea cubre el recorrido Conde de Casal – Rivas

RIVAS/ 12 FEBRERO 2020/ La Federación FAMMA, ha denunciado un presunto delito de odio, por discapacidad, de un conductor de la línea interurbana 334 de la compañía concesionaria La Veloz, por trato vejatorio a una viajera, insultos y un esputo.

Se trataba, tal y como confirman desde la Federación, de una persona con movilidad reducida que viajaba en el autobús con su scooter eléctrico y le “molestaba.

Publicidad
Publicidad

El conductor la obligó a bajar tres paradas antes, aludiendo a que en la parada a la que ella se dirigía, “siempre hay muchos coches aparcados en el lugar adaptado para bajar la rampa”. Esto supuso un problema adicional para la usuaria del scooter, ya que tiene problemas de orientación y ese cambio de su rutina, la puso en una situación comprometida que, gracias a la colaboración de otros viajeros pudo salvar.

Según FAMMA, el conductor denunciado manifestó a oídos de todos los viajeros del autobús que “no se podía retrasar porque personas como ella se subieran a su bus.”. A lo que añadió “vosotros no deberíais entrar al bus”“vuestros padres son unos irresponsables”“la gente como vosotros no debería existir”“es que vosotros sois retrasados mentales”“sois unos niñatos, mira como lloras”, etc


La Federación exige a La Veloz que tome medidas disciplinarias contra este conductor y al Consorcio Regional de Transportes de Madrid que, en los pliegos de condiciones de prestación de servicios, se asegure de la adecuada aplicación de controles psicológicos a los conductores para evitar situaciones de estas características.

Publicidad

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.