Publicidad

El Hospital de Villalba ha organizado recientemente una jornada online dirigida a familias con el fin de prevenir la obesidad infantil. Y es que, tal y como destacan desde el centro sanitario, «en España, más del 40 por ciento de los niños de 6 a 9 años tiene exceso de peso». De ahí que el Hospital villalbino haya celebrado una sesión formativa destinada a padres y madres de niños de Educación Primaria de los colegios Clara Campoamor y El Raso, y de los escolarizados en la escuela infantil Calimero.

“Un niño obeso tiene mayor riesgo de ser un adolescente obeso y, por tanto, un adulto obeso, con todas las complicaciones que esto conlleva”, asevera la Dra. Yoko Oyakawa Barcelli, especialista de Endocrinología Pediátrica en el Servicio de Pediatría del hospital. “Si queremos evitar este problema -añade-, lo ideal es orientar a las familias desde etapas tempranas acerca de cómo deber ser una alimentación saludable, el ejercicio que hay que realizar y las horas de sueño que se debe dormir”.

Y es que para encontrar un equilibrio entre la energía consumida y la gastada y prevenir la obesidad infantil resulta fundamental establecer rutinas y estar concienciados de que estamos ante una enfermedad. Así lo señala la estrategia InfaSEN, Infancia con Sentido, en la que se enmarca esta jornada del Hospital Universitario General de Villalba.

Gracias a esta estrategia, además de evitar el exceso de peso en los menores y promover la educación sanitaria entre sus progenitores, se enseña al niño a ser organizado en sus hábitos de vida para cuando sea adulto, un factor importante vinculado con la obesidad.

Parte de la jornada impartida sobre obesidad infantil (Imagen: Hospital de Villalba)

Sueño, ejercicio, nutrición

En cuanto al sueño y el descanso, los expertos recomiendan dormir todos los días la misma cantidad de horas, sin que haya más de dos horas de diferencia entre los días laborables y el fin de semana. “Si hay una diferencia mayor de dos horas, entonces se altera el ritmo circadiano y las hormonas se ven alteradas en relación con la saciedad y el apetito”, indica la Dra. Oyakawa.

Por su parte, el ejercicio físico aporta grandes beneficios para la salud. En este sentido, desde el hospital villalbino aseguran que los padres deben ser un ejemplo para sus hijos, quienes actúan por imitación: “Si los padres tienen buenas rutinas, con horarios fijos, o favorecen la actividad física, por ejemplo, realizando las tareas a pie, y no en coche, el niño los imita y aprende esa conducta como un patrón”, insiste la especialista.
En ese sentido, los padres tienen que ser mediadores también del uso adecuado de las pantallas por parte de los pequeños de la casa, y sobre todo del tiempo que las utilizan.

“Desde la llegada de la Covid-19, los colegios emplean más las pantallas para las clases online o la asignación o realización de deberes -comenta la doctora-, y tenemos que hacer ver a los niños que se deben utilizar para esos fines, y no para fines lúdicos, ya que cuanto más tiempo pasen delante de las pantallas, menos lo dedicarán a moverse”.

Finalmente, acerca de la nutrición, los especialistas son conscientes de que a veces las familias tienen dificultades para elegir qué alimento es el más saludable y acaban cometiendo errores. A este respecto, la Dra. Oyakawa advierte del peligro de la publicidad engañosa y reclama y recuerda la responsabilidad de los expertos en salud como portavoces fiables en este ámbito: “Tenemos el deber de ofrecer las claves suficientes y necesarias para que los padres puedan entender bien los productos y así elegir mejor”, concluye.

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.