El juez de Instrucción número 2 de Alcalá de Henares, en funciones de guardia, ha acordado la puesta en libertad sin fianza del único detenido por la Policía Nacional durante los altercados de la madrugada del sábado al domingo en las fiestas de Alcalá de Henares, han informado fuentes jurídicas.

Como medida cautelar, la autoridad judicial le ha impuesto la obligación de acudir al juzgado los días quince de cada mes. El detenido será investigado inicialmente por la supuesta comisión de un delito de resistencia y/o desobediencia a la autoridad. Los incidentes se saldaron con cuatro agentes heridos, un detenido, coches policiales destrizados y quema de contenedores, entre otros tantos desperfectos.

Publicidad

Se trata de un joven de 19 años nacionalizado español y de origen iberoamericano que pertenece a la banda juvenil violenta de Los Trinitarios.

Publicidad

La Policía Nacional sigue con las identificaciones de los responsables de los disturbios y no se descartan más detenciones a lo largo de los próximos días.

Un coche de Policía Nacional procede a la detención (Foto: A.M./Ep)

La Confederación Española de Policía (CEP) reclamó el pasado domingo al Gobierno y a los partidos políticos una reforma del Código Penal para aumentar las penas vinculadas a los delitos de desórdenes públicos y de riña tumultuaria, tras la batalla campal desatada en las fiestas de Alcalá de Henares.

Bandas juveniles de fuera del municipio

El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, explicó ayer en una rueda de prensa que la Policía preveía la llegada a las Ferias de miembros de bandas juveniles de fuera de la ciudad.

Y así lo constataron los agentes sábado a la salida de la estación de Cercanías, donde constataron con cacheos e identificaciones la presencia de jóvenes «con antecedentes y pasados complicados»

Rodríguez Palacios apuntó que conocían esta información y que por eso se montó un operativo de seguridad entre Policía Local y Nacional, con cacheos en las inmediaciones de la estación de Renfe, «gracias al cual conseguimos que no hubiera ninguna arma blanca ni de ningún tipo dentro del Recinto Ferial, que fue más seguro que nunca».

«Fueron reyertas de puños y patadas las que hicieron tomar la decisión de evacuar el Recinto Ferial y evitar males mayores que sí ocurrieron otros años con apuñalamientos o muertos», aseguró el primer edil complutense, acompañado en la rueda de prensa por el vicealcalde, Miguel Ángel Lezcano, y la concejala de Festejos, María Aranguren.

El alcalde explicó que la Policía «antepuso la seguridad de los vecinos a su propia seguridad» y que la prioridad en esos instantes no eran las detenciones sino «lograr que no hubiera ningún herido entre las 10.000 personas que evacuaron del Ferial».

Olga Martín

Periodista especializada en el ámbito digital. Cuenta con más de 15 años de trayectoria profesional como redactora en diferentes periódicos, agencias de noticias y cadenas radiofónicas, aunque en...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.