Publicidad

La asociación Ecologistas en Acción Suroeste de Madrid han solicitado al Gobierno regional un Plan Preventivo para las poblaciones de aves en parques públicos tras los seis focos confirmados y casi 300 aves muertas por la gripe aviar en lo que va de año, la mitad de ellas en el suroeste de la región.

Desde el colectivo ecologista alertan de que, desde que el 17 de febrero pasado se detectó el primer foco de este virus denominado H5N1, en el embalse de Pedrezuela de Guadalix de la Sierra, un total de 282 aves silvestres, de varias especies, han muerto a causa de este patógeno en hasta seis focos distintos en la región.

Publicidad

Tras el primer caso confirmado, a principios de marzo los Agentes Forestales detectaron un segundo caso de gripe aviar en la región en dos aves silvestres muertas (un cisne y una oca) que fueron recogidas en un parque del municipio de Tres Cantos.

Semanas después, el 23 de marzo pasado, la Consejería confirmaba la existencia de otro foco de gripe aviar que afectaba a 90 ocas, 5 gansos del Nilo y un ánade real muertos del Parque Natural de El Soto, en Móstoles, el cual permanece cerrado desde el 17 de marzo por precaución.

Ya en abril, la Comunidad de Madrid detectaba un nuevo caso de gripe aviar en un ánade real silvestre que apareció muerta el día 12 de marzo en el municipio de Alcorcón, localidad colindante a Leganés, donde ha aparecido el último foco tras el fallecimiento de 105 ejemplares en el Parque de Polvoranca.

Entre las especies de aves afectadas en los distintos focos predominan las ocas, con 245 ejemplares afectados, aunque también se han visto afectados gansos del Nilo, ánade friso, cigüeñas o azulones, entre otras especies, hasta hacer un total de 282 individuos afectados.

Publicidad

«Todos ellos son animales silvestres. No ha habido que lamentar brotes entre aves domesticas o en granjas avícolas de la región. Tampoco ha sido necesario el sacrificio de ningún ave por razones de sanidad animal», añaden desde la asociación en un comunicado, donde piden que se mantengan las medidas preventivas tomadas hasta ahora.

Además, solicitan que se elabore un Plan Preventivo por parte de la Comunidad de Madrid, ya que pese a su baja capacidad de transmisión al ser humano, «no hay que olvidar que el estado sanitario de las poblaciones avícolas determina el grado de afección a las mismas».

Ocas en el Parque Natural de El Soto/ Ayto. Móstoles

No alimentar con pan

En este sentido, la portavoz de Ecologistas en Acción, Soledad S. Pacho, ha explicado que, entre otras cosas, es necesario informar a la ciudadanía de que «alimentar con pan a los patos y ocas es un error», ya que en lagunas artificiales, sin renovación natural del agua, provoca la aparición de otras enfermedades como el botulismo.

«Aunque se hace con la mejor intención no es la dieta adecuada para estos animales ya que comen semillas del pasto, plantas acuáticas, insectos, huevos de anfibios o peces, y el pan no contiene los nutrientes que necesitan», insiste Pacho, quien también lo relaciona con la proliferación de ratas en los parques.

Por ello, y como ya se hace desde hace más de 10 años en Polvoranca y otros parques, piden que se prohíba la alimentación a estas aves por parte de los visitantes a dichos parques.

Publicidad

Además, al igual que sucede en Polvoranca, solicitan al Ayuntamiento de Móstoles la instalación de cartelería informativa de la prohibición de alimentar artificialmente a patos y ocas y que, una vez se reabran El Soto, se haga «una intensa campaña de información ambiental sobre esta problemática».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.