Publicidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Móstoles a un individuo que fue perseguido y retenido por varios viandantes después de que robara de forma violenta el teléfono móvil a otro transeúnte, tras agarrarle por el cuello.

Los hechos sucedieron el 2 de junio pasado, cuando el individuo abordó sorpresivamente a un transeúnte por la espalda cuando se disponía a cruzar por un paso de peatones, logrando hacerse con su teléfono móvil, según han señalado desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

Publicidad

Una vez obtuvo el botín, huyó a la carrera, siendo perseguido por varios viandantes, que le dieron alcance y lo retuvieron hasta la llegada de los primeros agentes, que habían sido alertados por otros testigos de que un individuo acababa de robar el teléfono móvil de un transeúnte, tras agarrarle por el cuello.

Cuando los agentes se personaron en el lugar, pudieron comprobar que varios viandantes tenían retenido al presunto autor del robo, y que este mostraba gran agresividad.

Publicidad

De forma inmediata, los agentes procedieron a su detención, siendo puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial, y recuperando el teléfono sustraído, que fue entregado a su legítimo dueño.

La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Móstoles.

Robo en vehículos

En aquellas mismas fechas, agentes nacionales también detuvieron en la localidad a otro individuo que fue sorprendido ‘in fraganti’ cuando acababa de cometer siete robos con fuerza en el interior de otros tantos vehículos y pretendía intentarlo con un octavo coche.

El arrestado fue sorprendido por los agentes cuando buscaba otro vehículo del cual robar sus efectos y, en el momento de la detención, portaba numerosas herramientas que acababa de sustraer del interior de otros coches estacionados en la zona.

Los hechos sucedieron en la madrugada del 3 de junio pasado, cuando los indicativos en servicio recibieron un aviso de la sala del CIMMAC 091 informando, de que un vecino de la zona había observado a un individuo manipulando los vehículos que se encontraban estacionados.

Cuando los agentes llegaron al lugar, localizaron a este individuo dentro de un coche estacionado en doble fila. Los agentes procedieron a su identificación, así como al registro de seguridad del vehículo, localizando en su interior una gran cantidad de herramientas, de las que este varón no supo explicar la procedencia.

Tras localizar esa cantidad de herramientas en el interior del coche, los agentes realizaron una comprobación de los vehículos estacionados por la zona, localizando un total de siete vehículos que presentaban las cerraduras fracturadas.

Tras estos indicios, procedieron a la detención de este individuo, como presunto autor de siete robos con fuerza en interior de vehículo, pasando posteriormente a disposición judicial.

A raíz de las indagaciones llevadas a cabo, los investigadores consiguieron localizar a los propietarios de los vehículos perjudicados, y entregarles los efectos y herramientas recuperadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.