Se les acusa de tres delitos de homicidio tras fallecer en el accidente provocado una mujer de 30 años, su cuñado y una menor de edad

MÓSTOLES/ 17 SEPTIEMBRE 2020/ El juzgado de Instrucción nº 4 de Móstoles ha ordenado prisión provisional comunicada y sin fianza para los dos hermanos detenidos el martes acusados de provocar el accidente de tráfico del pasado 24 de agosto en el que fallecieron tres personas: una mujer de 30 años, su cuñado y una menor de edad, todos miembros de una misma familia.

Emilio David J.P. y Ruiz Manuel J.P. serían presuntos responsables de los delitos de homicidio, contra la seguridad vial y contra la Administración de Justicia, por los hechos acaecidos la madrugada del 24 de agosto al término de una persecución en la carretera N-V dirección Móstoles, según han señalado fuentes judiciales.

Publicidad

Los dos detenidos serían hermanos a su vez de la mujer fallecida, cuyo vehículo, en el que viajaba con su cuñado y con dos de sus hijas -sobrinas a su vez de los detenidos-, fue perseguido y embestido hasta que se salieron de la carretera a la altura del kilómetro 20 de la antigua carretera de Extremadura.

De las cuatro personas que viajaban en el vehículo solo una niña de 12 años fue rescatada viva. El segundo vehículo siniestrado se encontró a varios metros del accidente, pero los dos ocupantes habían huido del lugar.

El juzgado ha decretado la prohibición a ambos hermanos de aproximarse a menos de mil metros de la menor de edad que sobrevivió al impacto, tras el que perdieron la vida tres personas.

Los investigados tienen prohibido acercarse a la menor “tanto en su domicilio, lugar de estudios o cualquier sitio donde se encuentre, y comunicarse con ella por cualquier medio, durante la tramitación de las actuaciones y hasta que no recaiga resolución que ponga fin al procedimiento”, añaden fuentes judiciales.

De las cuatro personas que viajaban en el vehículo, tres murieron y solo una niña de 12 años fue rescatada viva/ Emergencias 112

Tres delitos de homicidio

Según estas fuentes, de lo investigado hasta el presente, “se desprenden indicios bastantes de criminalidad contra ambos investigados, que indiciariamente resultan constitutivos de tres delitos consumados de homicidio, uno de ellos agravado por ser una de las víctimas menor de 16 años, y otro de ellos agravado por la circunstancia de parentesco,  al ser una de las víctimas hermana de los autores.

También se les acusa de “un delito intentado de homicidio”, también agravado por ser la víctima que sobrevivió al impacto también menor de 16 años.  Además, se investiga a Ruiz Manuel J.P. también por un delito de omisión del deber de socorro; y adicionalmente respecto de Emilio David de un delito contra la seguridad vial –conducción temeraria-.

El motivo de la persecución fue la disputa familiar que tuvo lugar horas antes en la casa de los suegros de la mujer fallecida en Navalcarnero. Allí la mujer y su cuñado tuvieron una fuerte disputa con su expareja y la familia política que no querían entregarle a las niñas.

Publicidad

Finalmente consiguieron meter a las dos menores en el coche y huir del lugar, pero los hermanos le persiguieron hasta sacar el vehículo de la calzada, acabando con la vida de tres de los cuatro ocupantes del coche. Los dos ocupantes del otro vehículo huyeron del lugar por la A-5 dirección Navalcarnero y fueron detenidos el martes en Arroyomolinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *