Más Madrid Ganar Móstoles ha anunciado que donará el coste del montaje y desmontaje de la carpa que les corresponde en las Fiestas del Dos de Mayo a la compra de ropa y material escolar para los niños y niñas saharauis que vienen a Móstoles a pasar el verano en familias de acogida.

«Es la décima edición de las fiestas en las que Más Madrid Ganar Móstoles participa desde su entrada al ayuntamiento en 2015, y la décima vez que devuelve el importe de la carpa, siendo ya cerca de 30.000 euros los que la formación ha devuelto por este concepto», han destacado desde la formación municipalista en un comunicado.

En esta ocasión, la Asamblea de Más Madrid Ganar Móstoles ha decidido que la devolución de este coste sirva para ayudar a la Asociación Móstoles con el Pueblo Saharaui, que por ahora se encuentra sin convenio por parte del Ayuntamiento tras la caída generalizada de los convenios en el área de cooperación.

«El dinero irá destinado a la compra de ropa y material escolar para los niños y niñas saharauis que pasan el verano en Móstoles en familias de acogida«, ha avanzado el portavoz de Más Madrid, Gabriel Ortega, quien asegura que es «un honor poder contribuir con esta asociación».

Ortega ha insistido en que «las fiestas no deben de ser un negocio para los partidos políticos con representación», por lo que considera que ese dinero que aporta el Ayuntamiento para el montaje y desmontaje de las carpa, en torno a los 1.500 euros, debe ser destinado a fines sociales, como el programa ‘Vacaciones en Paz’.

Más Madrid dona los ahorros de las Fiestas de Móstoles a niños saharauis de acogida/ MMGM

Vacaciones en Paz

‘Vacaciones en Paz’ es un programa que tiene por objetivo que los niños y niñas de los campamentos de refugiados de Tindouf, de entre 7 y 12 años, puedan vivir durante el verano fuera de ese territorio desértico, en el que, en el periodo estival se llegan a alcanzar temperaturas de hasta 50 grados.

Además, a las altas temperaturas del verano se suma la escasez de recursos de los que disponen en estos campos refugiados, donde los niños y niñas tienen dificultades de escolarización y de atención sanitaria.

Gracias a este último proyecto, decenas de niños y niñas saharauis, de entre 7 y 12 años, han podido pasar sus vacaciones los últimos años en varios hogares de acogida de vecinos de la localidad, aunque con motivo de la pandemia los viajes de los niños se han visto afectados.

Por ello, desde Más Madrid Ganar Móstoles han insistido en la necesidad de que se mantengan y se amplíen este tipo de programas, una vez pasada la pandemia, además de que, se muestre «el reconocimiento del derecho a la libre determinación del Sahara Occidental en el marco de las Naciones Unidas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.