Decenas de trabajadores y sanitarios del Hospital Universitario de Móstoles han vuelto a concentrarse ante las puertas del centro sanitario para denunciar «la precariedad e inestabilidad laboral crónica» de los más de 200 compañeros que finalizarán el próximo 31 de marzo su contrato Covid en el centro.

Según ha explicado el Movimiento Asambleario de Trabajadoras-es de Sanidad (Mats), el próximo 31 de marzo hasta 224 trabajadores del Hospital finalizarán su contrato Covid, lo que supone una nueva reducción de plantilla «que afectará inevitablemente en la atención que podamos dar a los pacientes».

«No pedimos aumento salarial ni ningún extra económico; lo que pedimos es estabilidad, continuidad y aumento de plantillas para poder daros la atención y la calidad que merecéis y merecemos todos como pacientes», insisten desde el sindicato en un comunicado, donde avanzan que seguirán movilizándose cada jueves.

Desde Mats subrayan además que, tras la rescisión de los 224 contratos Covid existentes en el Hospital, se procederá a la creación de 91 contratos interinos que serán asignados por orden de puntuación en bolsa, lo que consideran insuficiente.

En aquella categoría profesional que no tenga bolsa de contratación, la contratación se realizará a través de convocatoria singular.

Concentración del personal de refuerzo COVID del Hospital de Móstoles/ MATS

Reapertura de los SUAPs

Por otro lado, durante la concentración también se ha exigido al Ejecutivo autonómico que recupere el funcionamiento de los centros de salud al 100% y la reapertura de los SUAPs, lo que achacan a «las devastadoras políticas de desmantelamiento de la Sanidad Pública por el gobierno de la Comunidad de Madrid».

«La inversión en sanidad cada vez es más austera, una disminución que viene produciéndose desde el año 2015«, aseguran, remarcando que en dicho año, la inversión en este campo se situaba en un 45,16%, frente al 38,1 que se prevé para el 2022.

Desde el sindicato reiteran que estos recortes presupuestarios se traducen en un «mayor déficit de recursos humanos y materiales para la adecuada atención de los pacientes, resultando éstos los más damnificados, sufriendo un aumento de las listas de espera y una mayor demora para la realización de pruebas diagnósticas».

Por todo ello, la plantilla de refuerzo del Hospital de Móstoles reclama nuevamente formar parte de la plantilla orgánica, ya que, además, insisten en que, pese a que son refuerzos Covid, este personal temporal asegura que lleva meses cubriendo todo tipo de bajas y vacaciones.

«Estamos cubriendo las carencias del sistema de salud y las deficiencias de los hospitales», añaden, subrayando la necesidad de que «no les cambien de un servicio a otro cada día, sin importar su experiencia previa», algo que haría mejorar al Hospital y, en definitiva, «mejorar la sanidad pública».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.