Publicidad

Desde Ciudadanos aseguran que su marcha se produce tras “numerosas ausencias” de plenos, consejos y actos de partido

MÓSTOLES/ 12 FEBRERO 2020/ Los dos concejales de Ciudadanos (Cs) en Móstoles que han anunciado su abandono del grupo municipal para pasar al grupo mixto, César Ballesteros y Sara Isabel Pino, aseguran que se marchan porque el proyecto de su partido “se ha convertido en uno seguidista de los partidos de la derecha”.

Así lo han señalado en una carta conjunta, a la que ha tenido acceso Noticias para Municipios, donde afirman que sus “dudas, reticencias y discrepancias ante algunas de las medidas planteadas”, y apoyadas por Cs, han sido “criticadas y cuestionadas” por sus compañeros de partido, “llegando incluso al trato vejatorio e inhumano”.

Lo que empezó siendo un proyecto en el que creíamos, pensado por y para los ciudadanos, se ha convertido en uno seguidista de los partidos de la derecha“, insisten, convencidos de que este hecho ha sido el causante de que la formación pasase de “contar con un apoyo “de 24.000 mostoleños a perder 15.000 en apenas siete meses”.

En este sentido, consideran que estos datos “evidencian” que la estrategia, las formas y el fondo de las políticas aplicadas “han sido erróneas” por “dejar de estar orientadas a mejorar la vida de nuestros vecinos a, únicamente, para hacer mejor la vida de los líderes locales de Cs”.

Algo que, subrayan, “no ha cambiado” con el proceso congresual y que, “a la vista de cómo avanzan los acontecimientos y el, cada vez, más firme acercamiento a la derecha”, ven que “la línea seguidista va a ser constante” en lo que queda de legislatura.

Por eso hemos decidido, muy a nuestro pesar, romper nuestros vínculos con el partido al que nos afiliamos con convicción, y pasarnos al Grupo Mixto. Desde ahí seguiremos defendiendo nuestras ideas en el Pleno, aún a sabiendas de que esto puede significar el final de nuestra carrera política”, concluyen la carta.

Los dos concejales César Ballesteros y Sara Isabel Pino (a la derecha)

Suspendidos de militancia

Desde la dirección local de Ciudadanos, cuya Comisión de Régimen Disciplinario ya ha abierto un expediente con suspensión cautelar de militancia a ambos ediles, rechazan “las graves acusaciones vertidas por los dos exconcejales, en contra del trabajo que realiza la formación naranja en el ayuntamiento de Móstoles”.

Publicidad

Fuentes de Cs Móstoles han señalado a Noticias para Municipios que el señor Ballesteros “se ha ausentado de los tres últimos plenos municipales, así como de numerosas reuniones de grupo, actos de partido, Comisiones y Juntas generales del Instituto Municipal del Suelo (IMS) y de Móstoles Desarrollo, sin justificación alguna”.

En los más de seis meses en los que ha sido concejal, su trabajo dentro del grupo se ha limitado a formular una pregunta por escrito“, añaden, recordando además que “se ha negado a entregar su Currículum Vitae al ayuntamiento y su declaración de bienes no concuerda con la realidad”.

En cuanto a la otra edil, Sara Isabel Pino, desde Cs aseguran que “ha faltado también a los dos últimos plenos, así como a numerosas reuniones del grupo”, habiendo presentado “un total cero iniciativas y preguntas al pleno” y “llevando de baja desde noviembre de 2019”.

Ambos concejales sabían que se les iba a abrir expediente dentro del partido por su comportamiento, falta de compromiso con el proyecto, ausencias injustificadas e incumplimiento con el trabajo diario del grupo municipal”, concluyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.