El equipo de Soporte de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario de Móstoles ha incrementado un 30% la atención a pacientes no oncológicos, un «importante cambio» en este sentido, ya que este tipo de cuidados nacieron en el ámbito de las enfermedades oncológicas.

«Hace solo cuatro años, más del 80% de los pacientes eran oncológicos«, insisten desde el Hospital, que en los últimos años se ha realizado un importante esfuerzo para incrementar la atención a pacientes derivados de los servicios de Neumología, Geriatría, Medicina Interna, Neurología y Cardiología, entre otros.

Pese a que los Cuidados Paliativos nacieron en el ámbito de las enfermedades oncológicas, cada vez más otras especialidades médicas cuentan con el equipo de Soporte de Cuidados Paliativos para «realizar el seguimiento de la última fase de la vida de muchos pacientes», señalan desde el centro sanitario en una nota.

El objetivo es mejorar la calidad de vida en la última fase de pacientes diagnosticados de demencia senil, insuficiencia cardíaca, renal o, respiratoria, patologías neurodegenerativas, oncológicas y hematológicas, entre otras.

Para ello, estos pacientes son derivados a esta unidad para «controlar y aliviar todos los síntomas, ayudarle con las limitacionesfuncionales y la adaptación a las nuevas circunstancias».

«Por el paciente se puede hacer mucho hasta el último día«, ha explicado la doctora Mercedes Rubert, responsable del equipo de soporte de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario de Móstoles, que ha celebrado este sábado el Día Mundial de los Cuidados Paliativos.

Rubert avanza que cada día el equipo de Soporte de Cuidados Paliativos del Hospital atiende «una media de 12 pacientes hospitalizados», muchos de ellos ingresados a su cargo, y otros en coordinación con servicios médicos y quirúrgicos, completando la atención que necesitan.

«Hay mucha medicina que hacer, muchos cuidados que proporcionar para atender adecuadamente a un paciente que tiene desestimado un tratamiento curativo«, ha añadido, resaltando la colaboración y la experiencia adquirida por parte de los profesionales de enfermería de hospitalización.

El Hospital Universitario de Móstoles.

Día Mundial de los Ciudados Paliativos

Con motivo del Día de los Cuidados Paliativos, desde el Hospital han querido recordar que se trata de cuidar al paciente en la última fase de la vida, lo que incluye, desde el afrontamiento del pronóstico, hasta el alivio de todos los síntomas sin olvidar la planificación de todo aquello que el enfermo considere necesario.

«El tratamiento con el enfermo y junto a la familia permite poder planificar y organizar aquello que el paciente considere importante en sus vidas«, reiteran.

De esta manera, hay dos de las herramientas fundamentales para el seguimiento en cuidados paliativos: la continuidad de los cuidados en el ámbito asistencial, tanto en el domicilio, como desde el centro de salud, el hospital de referencia o en el de media estancia dedicado a este perfil de pacientes; y la formación de los profesionales médicos y de enfermería para atender a este paciente, complejo y que requiere muchos cuidados.

En el Hospital, la actividad del equipo incluye consultas externas, interconsultas derivadas de otros servicios, hospitalización y la coordinación los otros recursos mencionados que ofrecen la continuidad asistencial (Atención Primaria, Atención Domiciliaria y hospitales de media estancia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.