Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Móstoles a un individuo que tenía en su poder numeroso material para la comisión de una estafa conocida como el timo de los billetes tintados tras una inspección realizada en el bar que regentaba.

En la operación, que ha tenido lugar en el marco de un operativo desarrollado por la Brigada Local de Extranjería y Fronteras, también han sido arrestados otros seis individuos «por infracción a la Ley de Extranjería y reclamación judicial», según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en una nota.

Publicidad

Los hechos sucedieron a finales del mes de octubre, a raíz de un operativo establecido por la Comisaría de Móstoles que tenía como objetivo «el control de diferentes establecimientos de la localidad, donde habitualmente se reúnen personas que se encuentran de manera irregular en el territorio nacional«.

Tras realizar una inspección en unos de estos locales, los agentes localizaron en su interior «numeroso material preparado para llevar a cabo la comisión de una estafa conocida como billetes tintados.

Tras proceder a la identificación del regente del establecimiento, los investigadores pudieron comprobar, que éste contaba con numerosos antecedentes, todos por acciones de la misma índole, por lo que procedieron a su detención y puesta a disposición judicial, imputándole un delito de falsificación de moneda.

Publicidad

Finalmente, el dispositivo se saldó con un total de otros seis detenidos: cinco de ellos por infracción a la Ley de Extranjería, ya que se encontraban de manera irregular en España, al tener en vigor sendos decretos de expulsión del territorio nacional; y un sexto por constarle en vigor un orden de búsqueda y detención por estafa.

Publicidad
La Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en Móstoles.

‘Modus operandi’

Desde la Policía han emitido una serie de consejos para evitar la modalidad de estafa de los billetes tintados, también denominada ‘whas-whas’, en la que los estafadores hacen creer a la víctima, que han sacado dinero de su país tiñéndolo de negro, para impedir que lo pudiesen detectar en la aduana.

Para corroborar su historia, muestran un fajo de papeles tintados, los primeros de cada fajo son auténticos, normalmente suelen ser de 50 o 100 euros, dependiendo de la víctima.

Publicidad

Los timadores le explican que para aclararlos es necesario intercalarlos con billetes auténticos y aplicar una serie de reactivos, llevando a cabo una demostración en el lugar.

En la demostración, los estafadores llevan billetes reales, manchados de negro y al aplicarles los líquidos, se limpian y aparecen los billetes auténticos. Para culminar el timo, le piden a la víctima que acuda a una sucursal bancaria para corroborar la autenticidad de los billetes, ya que obviamente, son reales.

De este modo, convencen a la víctima para que aporte todo el dinero que pueda obtener de manera inmediata y que compre un maletín, que contiene todo lo necesario para poder recuperar el dinero, previo pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.