Se ha logrado gracias a una novedosa planta termosolar de torre que aporta la energía solar necesaria para producir el combustible

MÓSTOLES/ 14 JUNIO 2019/ El proyecto ‘Sun-to-Liquid’, que está desarrollándose en las instalaciones del IMDEA Energía en la localidad madrileña de Móstoles, ha conseguido producir la primera síntesis de combustible para los aviones -queroseno- a partir de energía solar, agua y CO2.

El proyecto, que recibe financiación de la Unión Europea y de Suiza, acaba de demostrar con éxito la primera síntesis de queroseno solar gracias a una novedosa planta termosolar de torre que aporta la energía necesaria para producir el combustible a partir de agua y CO2, según ha destacado IMDEA Energía en una nota.

Publicidad

La investigación ha llevado a cabo el cambio de escala de la tecnología para la realización de los primeros ensayos con radiación solar real en una torre solar, para lo cual fue construida una planta de concentración solar ubicada en el Instituto IMDEA Energía de Móstoles, situada en el Parque Tecnológico de la localidad.

El director adjunto de IMDEA Energía, Manuel Romero, ha explicado que el campo de heliostatos -espejos que siguen en todo momento la posición del sol- consiguen concentrar 2.500 veces la radiación solar, “tres veces más de la concentración utilizada en las torres solares comerciales utilizadas para producir electricidad”.

“Este flujo tan intenso de energía solar, que ha sido verificado por el sistema de medida de flujo desarrollado para este proyecto por el Centro Aerospacial Aleman (DLR), permite que se alcancen temperaturas de más de 1.500 grados en el interior del reactor solar que se ubica en la parte superior de la torre“.

Publicidad

El reactor solar, que ha sido desarrollado por otro de los socios del proyecto, el ETH de Zúrich, produce gas de síntesis, una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono, a partir de agua y CO2 mediante un ciclo termoquímico de reducción-oxidación.

Posteriormente, dicho gas se transforma en queroseno in-situ mediante una planta química de transformación gas-a-líquido, en su caso desarrollada por la empresa holandesa Hygear.

El consejero de Educación, Rafael Van Grieken, en una visita reciente a IMDEA Energía

Un paso importante

Esta demostración tecnológica podría tener importantes consecuencias para el sector del transporte, especialmente para la aviación de larga distancia, así como para el sector naval, pues dependen totalmente del repostaje de combustibles líquidos”, ha añadido el coordinador del proyecto, Andreas Sizmann de Bauhaus Luftfahrt.

Publicidad

Sizmann, que ha realizado este jueves una visita junto a los integrantes del consorcio europeo a la planta de Móstoles, ha insistido en que están “un poco más cerca de vivir en un sistema basado en la generación energética renovable en vez de quemar nuestra herencia energética fósil”.

Se trata de un paso necesario para proteger nuestro medio ambiente“, ha subrayado, resaltando de nuevo que la tecnología solar en la que se fundamenta ‘Sun-to-Liquid’ y su planta química integrada “se han podido validar experimentalmente en condiciones reales de operación relevantes para su desarrollo industrial”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *