Publicidad

El edil, Eduardo de Santiago, ha dado positivo y toda la Corporación está en cuarentena tras asitir al Pleno del jueves pasado

MÓSTOLES/ 5 MARZO 2021/ El PP de Móstoles ha avanzado que el concejal Eduardo de Santiago, que dio positivo por coronavirus el viernes pasado, tenía un test negativo realizado tres días antes del Pleno del jueves pasado, al que acudió “sin presentar síntomas” y sin haber recibido un diagnóstico positivo.

En concreto, el PP ha trasladado a los medios una prueba de antígenos en la que se observa que De Santiago contaba con un diagnóstico negativo a día 22 de febrero, tres días antes de la celebración del Pleno municipal, y ha insistido en que no presentaba síntomas.

Publicidad

Lo hizo cumpliendo las medidas de protección establecidas por el departamento de Riesgos Laborales, que considera como ‘entorno seguro’ el salón de plenos para celebrar sesiones presenciales durante más de 11 horas seguidas y con la presencia de más de 27 personas en el mismo”, han subrayado el PP en un comunicado.

Esta reacción se produce después de que el PSOE haya pedido la dimisión del edil al acusarle de haber estado en contacto directo con otro positivo y no haberlo comunicado, llegando a asistir al Pleno ordinario del jueves pasado y “poniendo en peligro” al resto de asistentes a la sesión.

Eduardo de Santiago junto a la portavoz del PP, Mirina Cortés/ PP Móstoles

De hecho, como consecuencia de dicho positivo, todos los concejales y el personal municipal que asistió al Pleno municipal de jueves pasado (unas 40 personas) deberán guardar cuarentena hasta el próximo 9 de marzo para evitar que pueda haber nuevos contagios, según han confirmado a Noticias para Municipios fuentes municipales.

Si es verdad que estuvo en contacto estrecho con un positivo, si lo sabía y acudió al Pleno sin avisar a nadie, poniendo en peligro a los trabajadores y trabajadoras municipales, al resto de la Corporación y a los vecinos que allí había, debe dimitir de forma inmediata”, ha insistido el portavoz del PSOE.

Desde el PP han evitado contestar directamente a estas acusaciones y se han limitado a decir que su edil cumplió las medidas de protección, aunque han pedido que se revisen “las normas de seguridad y salud establecidas por el departamento de salud laboral municipal”, para celebrar los plenos presenciales.

Por último, han trasladado que el edil popular “se encuentra estable, en su domicilio, y sin graves complicaciones de salud”, y que está siguiendo los protocolos sanitarios comunicados en su Centro de Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.