Publicidad
Publicidad

El Ayuntamiento de Móstoles ha reforzado el parque móvil del Servicio de Extinción de Incendios, que está pendiente de completar su incorporación al Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, con la adquisición de un vehículo bomba nodriza pesada, que ha costado cerca de 360.000 euros.

El nuevo vehículo, que ha sido ensamblado en una empresa de la ciudad, nacida en el Vivero de Empresas de Móstoles, cuenta con una cisterna, posicionada entre dos módulos de armarios ALPAS, contiene 11.500 litros de agua y 500 litros de espumógeno dispuestos en 2 depósitos independientes.

Igualmente, está preparado para poder intervenir en incendios industriales, para lo que cuenta con un monitor en el paragolpes delantero, comandado desde el interior de la cabina mediante un joystick, y utilizable con el vehículo en movimiento. Desde la cabina, el operador puede activar la bomba, alimentar el monitor, activar el sistema de generación de espuma y variar el caudal y la concentración de espumógeno.

El sistema permite el uso de espuma en todas las salidas simultáneamente, con una proporción de 6% a un máximo de 3.000 litros por minutos, repartidos entre todos los orificios de impulsión.

Con la incorporación de este vehículo, Móstoles se convierte en la primera ciudad en disponer camiones de bomberos protegidos contra explosiones, al incorporar sistemas de seguridad en los depósitos de la bomba urbana pesada, en las bombas rurales pesadas y en la nueva bomba nodriza pesada.

Todo ello gracias al diseño y construcción de la empresa, nacida en el Vivero de Empresas de Móstoles, ‘ExploStop’, con sede en el Polígono Industrial Fuensanta, según ha destacado la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, quien ha visitado el Parque de Bomberos para la incorporación de este nuevo vehículo.

La alcaldesa durante la presentación del nuevo vehículo de Bomberos/ Ayto. Móstoles

Convenio para la dispensa

El Ayuntamiento continua trabajando para que la integración del servicio municipal de extinción de incendios en el cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid esté completado «a finales de este año», aunque aún se están negociando algunos detalles de la dispensa.

Fuentes municipales han señalado que la dispensa «está pendiente de la aprobación por parte de la Comunidad de Madrid y de la firma del convenio definitivo«, que permitirá a los bomberos de Móstoles pasen a depender de la Comunidad de Madrid, iniciando los procesos de unificación en cuanto a formación y transmisiones.

En agosto de 2017, Ayuntamiento y Comunidad iniciaban los trámites para que la plantilla de bomberos de Móstoles pasase a depender de la Comunidad, algo que aún no se ha acabado de concretar por las reclamaciones laborales de algunos sindicatos, con los que se lleva meses negociando.

En dicho convenio se establecía que la formalización de esta dispensa iría acompañada de la construcción de un nuevo parque de bomberos en el municipio, fuera del casco urbano, para lo cual el Ayuntamiento ya ha cedido unos terrenos, cerrándose el actual parque, que se encuentra en la calle Empecinado.

A principios de 2019, la Comunidad de Madrid anunció que preveía la construcción de este nuevo Parque de Bomberos en la localidad de Móstoles antes del año 2020, dentro de un nuevo Plan Regional que pretendía cubrir hasta el 90 por ciento de la población total en menos de 10 minutos en los próximos cinco años.

Sin embargo, por el momento no hay noticias sobre el inicio del proyecto para la construcción de este nuevo parque de bomberos, por lo que de momento se quedarían en las actuales, aunque sigue siendo una de las «condiciones indispensables» para que se produzca el traspaso del cuerpo de bomberos municipal a la Comunidad de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.