Desde CCOO insisten en que con la incorporación del riesgo que supone la COVID-19″, la revisión de riesgos laborales es “obligatoria”

MÓSTOLES/ 9 JULIO 2020/ La sección sindical de CCOO en Móstoles ha presentado una denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo de Madrid para que paralicen la actividad en las escuelas infantiles y casas de niños la ciudad hasta que no se realice una nueva evaluación de los riesgos laborales de los trabajadores.

Desde CCOO han señalado que, “con la incorporación del riesgo biológico que supone la COVID-19”, la revisión de los riesgos laborales es “obligatoria”, ya que sirve para “identificar los riesgos que pudieran existir mientras los niños dan sus clases, con el objeto de establecer las medidas preventivas necesarias”.

El fin último es evitar el contagio de los trabajadores durante el desarrollo de sus funciones, y por extensión, el posible contagio de los niños“, insisten desde el sindicato, que considera que, de no llevarse a cabo esta evaluación, “se estaría poniendo en riesgo a trabajadores y también a los menores”.

Sin embargo, desde CCOO aseguran en un comunicado que el Director de Personal y Secretario del Comité de Seguridad y Salud trasladó a los representantes de los trabajadores que era “totalmente innecesario” que se realizara evaluación alguna por parte de los Técnicos de Prevención del Ayuntamiento.

En este sentido, se insistía en que estos técnicos municipales eran “menos conocedores de las particularidades de las Escuelas Infantiles que los profesionales y empresas que prestan sus servicios en el Patronato Municipal de Escuelas Infantiles (PMEEII)”.

Aún así, desde el sindicato consideran que se está “obviado” lo que establece la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) en estos casos, la cual, reiteran, obliga a realizar una nueva evaluación de riesgos laborales ante cualquier cambio de normativa, como ha ocurrido ahora con la COVID-19.

Por ello, también piden a la Inspección Provincial de Trabajo que se determine la existencia de responsabilidad por la inacción de los responsables de la seguridad y salud de los trabajadores del Patronato de Escuelas Infantiles y Casas de Niños, así como del Ayuntamiento de Móstoles.

Escuela infantil de Móstoles

Medidas reforzadas

El concejal de Recursos Humanos, Tecnológicos y Financieros, Aitor Perlines, ha indicado a Noticias para Municipios que se han “aplicado y reforzado” todos los protocolos establecidos por la Comunidad de Madrid “para garantizar la seguridad y salud de los menores y los trabajadores, y minimizar los riesgos de exposición a la COVID-19”.

Además, Perlines insiste en que “en ningún momento” se les ha negado el hacer una evaluación de las escuelas infantiles y que se han puesto a disposición de los miembros del Comité de Seguridad y Salud “para comprobar ‘in-situ’, a través del servicio de prevención, el cumplimiento de las medidas preventivas”.

El Ayuntamiento dio a conocer este miércoles que en los últimos días se había procedido a la reapertura de las escuelas infantiles y casas de niños de la localidad, contando con una capacidad para 600 menores, con el objetivo de ayudar a la conciliación familiar y laboral.

Desde el Consistorio recalcaron que para la reapertura se estaban siguiendo “todos los protocolos marcados por las autoridades sanitarias y educativas para contener la expansión del virus y preservar en todo momento el bienestar de los menores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *