La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, acompañada de concejales del equipo de Gobierno y de la Corporación municipal, ha presididoel acto de colocación de la primera placa con la que se procede a cambiar de nombre parte de la calle París por la del recientemente fallecido trabajador municipal, Juan Gómez.

A este emotivo acto de homenaje en recuerdo a este trabajador público, «honesto y eficiente», según Posse, contó también con la asistencia de familiares de Juan Gómez, su hermana Loren Gómez; sobrinas Azahara y Estefanía López, Marc y Antonio (maridos de las sobrinas), así como de su viudo, Carlos Aquino, alumnos, compañeros y amigos.

Publicidad

Durante su intervención en el homenaje, la alcaldesa recordó, como la actuación más destacada de Gómez, la creación del «Capitán Mostolito»: un personaje parecido a un superhéroe, dirigido a promocionar la educación medio ambiental en los colegios. «Una manera divertida y entretenida de transformar las actitudes con respecto al cuidado del entorno urbano y natural, incentivando la responsabilidad individual y haciendo partícipes a los niños y niñas de nuestra ciudad», aseguró.

La alcaldesa en la inauguración del nuevo nombre de la calle/ Ayto. Móstoles

Trayectoria

Juan Gómez, natural de Moral de Calatrava, inició su trayectoria en Móstoles en los años 80, fecha en que se incorporó al proyecto cultural que entonces comenzó a desarrollarse en el municipio y que fue «uno de los modelos de intervención más reconocidos en el Estado español».

Se desempeñó primero en el Centro Sociocultural de El Soto, para continuar en el Centro Cultural Villa de Móstoles, luego en el Caleidoscopio y finalmente en el CSC Joan Miró. En dichos espacios trabajó como monitor de teatro y de pintura, montó el taller de radio e infinidad de exposiciones, decoró con réplicas de muebles de época la Casa Museo Andrés Torrejón y creó y potenció las salidas culturales a diferentes lugares de España y Europa.

Publicidad

Para la alcaldesa, Juan Gómez fue una persona excepcional, trabajador comprometido con la ciudad de Móstoles y con sus amigos. Además, destacó también «su vitalidad y su gran sentido del humor, único y singular».

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Me parece muy bien que a este señor le dediquen una calle, pero no una que ya está nombrada. Hay rotondas que no tienen nombre, que le dediquen una. En la calle París hay familias que viven y que tienen que cambiar todo: DNI, recibos…además hay una parroquia, colegio, centro sociocultural…
    Me parece absurdo, pero creo que con esto alguien engorda el bolsillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.