Publicidad

El Juzgado de Instrucción número 1 de Móstoles ha archivado en primera instancia, sin abrir diligencias previas, la denuncia presentada en junio pasado contra el portavoz de Más Madrid Ganar Móstoles, Gabriel Ortega, por un supuesto delito de coacciones a una trabajadora de Móstoles Desarrollo.

Publicidad

Los hechos se remontan a junio pasado, cuando una coordinadora del Area de Administración de la empresa municipal Móstoles Desarrollo denunció que tres miembros del Consejo se personaron en su despacho y le requirieron «ver la nómina de una trabajadora, a lo que la denunciante se negó por protección de datos».

Publicidad

Ante la negativa, según la denunciante, un consejero -que fue identificado como Gabriel Ortega- «tomó una actitud agresiva» ante ella diciéndole «de malas formas»: ‘Somos tus jefes y nos vas a dar lo que te pedimos’, por lo que la denunciante dijo haberse visto «coaccionada».

Ortega siempre negó en su momento que coaccionara a la trabajadora, aclarando que «solicitó la documentación necesaria para comprobar que el salario y categoría de una trabajadora, que habría sido contratada en 2020 y además sería esposa de un ex-concejal socialista, se ajustaba a lo aprobado en los órganos de gobierno».

Según ha explicado Más Madrid-Ganar Móstoles, la documentación fue sido solicitada oficialmente el 26 de mayo en el Consejo de Administración de Móstoles Desarrollo por Gabriel Ortega, vocal por Más Madrid-Ganar Móstoles en dicho órgano, pero nadie atendió a este requerimiento, por lo que acudió a la trabajadora citada.

Publicidad
Publicidad

Además, cuando a Ortega se le negó la documentación requerida, este reclamó la presencia de la Policía Municipal de Móstoles, cuyos agentes hicieron un atestado del requerimiento, tomando nota de los allí presentes.

Una presentación en la sede de Móstoles Desarrollo/ Ayto. Móstoles

Denuncia

Tras este incidente, en el que Ortega reitera que no coaccionó a la trabajadora, ésta presentó una denuncia contra el portavoz de Más Madrid Ganar Móstoles, la cual ha sido archivada por el Juzgado de Instrucción número 1 de Móstoles.

«Primero me niegan un derecho a la información que ampara la Ley de Sociedades de Capital, e inmediatamente después aparece una denuncia que se ha archivado sin que se hayan llegado a abrir diligencias previas; esto prueba que fue una invención para dañar mi imagen pública», ha añadido Ortega.

Publicidad

Además, ha avanzado que, por su parte, ha interpuesto «una demanda ante el juzgado de lo contencioso-administrativo, reclamando por la vía judicial la información que se le está negando desde hace cinco meses» y ha indicado que «ésta sí habría sido admitida a trámite».

«La verdad se ha abierto paso. En estos meses he soportado difamaciones con publicidad de la concejala Rebeca Prieto, así como por parte del Gerente de la empresa municipal. Ahora que ha quedado probada la falsedad de la acusación contra mí ¿pedirán disculpas públicamente?«, ha concluido Ortega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.