La Plataforma de Contratación de Sector Público ha publicado el pliego por el que se abre el proceso para enajenar varias parcelas municipales que fueron cedidas a la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) por un precio de salida superior a los 22 millones, según ha informado el partido Unión por Leganés (ULEG).

Esta publicación habilita a las empresas a presentar ya las ofertas por estas parcelas. Será la Empresa del Suelo la que venda este suelo para destinar lo obtenido a financiar la construcción de viviendas en alquiler en un barrio de la localidad.

Publicidad

Hace unos meses, el Ejecutivo municipal (PSOE y Cs) anunció que renunciaba a la construcción de este tipo de vivienda debido al encarecimiento de los materiales por la guerra en Ucrania. Tras ello, planteaba la posibilidad de llevar a cabo la venta de suelo destinado a vivienda libre para sufragar, con los beneficios, la construcción de la vivienda en alquiler.

Para poder ejecutar esta operación, la Junta de Gobierno aprobó una modificación de los acuerdos de cesión gratuita del suelo de tres parcelas –23.1, 23.2 y 25.1– del Plan Parcial 5 Poza del Agua a EMSULE, destinadas en principio a vivienda en alquiler.

Esto permitiría la venta o enajenación de las parcelas para construir «vivienda libre». En este punto, el alcalde, Santiago Llorente, admitió la «intención de vender parcelas en concurso al que más pague». «No irá ni a mis vecinos ni a mis amigo, habrá una venta transparente a través de las plataformas del Estado y la (empresa) que más ventajas ofrezca, se la llevará (la parcela)», detalló en su día.

Con los beneficios se podría construir vivienda en alquiler para que los vecinos puedan acceder a viviendas de calidad con unos alquileres de unos 600 euros al mes.

Publicidad

El pasado 7 de junio, la Junta de Gobierno local aprobó modificar los términos de la cesión a EMSULE de las parcelas propiedad del Ayuntamiento sin, según ULEG, el aval de «los informes de la Intervención ni del propio área de Urbanismo o de la Asesoría Jurídica del ayuntamiento».

El Plan de vivienda pública de Leganés.

Informe de Intervención

Sin embargo, según ULEG, un informe de la Intervención General del ayuntamiento ha destacado «hay que reseñar las deficiencias del Inventario de Bienes y su actualización al no existir -esgrime- una adecuada gestión del patrimonio municipal que permitan, en todo momento, reflejar contablemente con exactitud la realidad de dicho patrimonio y su valoración».

El informe apunta a que «es necesario señalar la falta de un Patrimonio Municipal del Suelo, tal y como exige la legislación urbanística, que lo configura como un patrimonio separado del general de la Entidad y objeto igualmente de una contabilización separada. Lo anterior -concluye- genera la inexistencia de reflejo contable del citado Patrimonio Municipal del suelo y consecuentemente la imposibilidad de su posterior seguimiento contable”.

Por todo ello, los independientes de ULEG han llegado a plantear que podría tratarse de la venta de de patrimonio municipal de suelo «a un precio muy dudoso y volátil vistos los informes», por lo que han afirmado que si no «se pone freno al despropósito estamos ultimando una denuncia en Fiscalía». «Estamos ante hechos muy graves», han manifestado.

Publicidad

Farolas en V Centenario

Mientras, desde ULEG se ha señalado que en el barrio de Quinto Centenario han sido sustituidas 15 luminarias con tecnología led por otras más antiguas de vapor de sodio y menor eficiencia energética.

Según ha constatado el concejal Carlos Aranzana, «la sustitución se llevó a cabo hace unos diez días en las calles Sefarditas, Argentina, Jesús Miguel Haddad Blanco y Perú, en el barrio de Quinto Centenario”. El edil ha recordado que, en las dos primeras calles, la iluminación se modernizó a tecnología LED en 2017, mientras que en 2019 se
realizó en las dos últimas, por lo que ha pedido explicaciones a este retroceso tecnológico.

«No parece lógico que si se instala un nuevo alumbrado al poco tiempo se vuelva a la tecnología antigua de vapor de sodio», ha puntualizado.

Por su lado, fuentes municipales han apelado a «una avería en un circuito que produce una sobre tensión que quema varios drives de farolas de LED».

A raíz de ello, el servicio de Mantenimiento ha retirado temporalmente las luminarias averiadas para proceder a su reparación. Éstas se han sustituido por otras que «tiene el ayuntamiento para estos casos en el almacén municipal».

Las mismas fuentes han adelantado que en cuanto se envíen los repuestos para su reparación, «se instalarán nuevamente». El servicio de mantenimiento ha optado por esta solución dado el problema que existe actualmente para el suministro de material electrónico y «no dejar el vial sin la luz necesaria».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.