Publicidad

La salud del obispo emérito de Getafe, Joaquín López de Andújar, ha mejorado «levemente» en las últimas horas aunque permanece «aislado» e intubado, según ha informado la Diócesis.

En este sentido, según estas fuentes, el obispo habría visto complicada su situación por una infección de vesícula, bacteria que ha logrado ser identificada para ponerle un «tratamiento específico».

Paralelamente, los médicos siguen combatiendo la Covid con «fármacos». El religioso sigue «en aislamiento», pero se «le ha sido bajada levemente la sedación y la saturación del oxígeno ha mejorado ligeramente».

Se trata, a juicio de la Diócesis, de «pequeños signos de esperanza».

López de Andújar ingresó en la noche del sábado 30 de abril en el Hospital Universitario de la localidad a causa de una infección por Covid, de la que fue diagnosticado. Tras haber participado en la Asamblea de la Conferencia Episcopal durante la semana pasada, López e Andújar experimentó algunos síntomas a partir del viernes 29 que «le llevaron a personarse en el servicio médico del Hospital getafense».

Publicidad
El obispo emérito de la Diócesis de Getafe, Joaquín López de Andújar (Foto: Archivo)

El domingo pasó el día de «un modo estable, dentro de la gravedad de su situación». Por la tarde pudo recibir la visita del capellán del Hospital, momento en que se dedicó a la oración, especialmente al rezo del santo Rosario.

Sin embargo, por la noche su situación se agravó y el equipo médico «decidió intubarle para garantizar una mejor respiración».

Asistencia

Fuentes del Obispado han manifestado que confían en que «estas medidas y cuidados sirvan para recuperar su salud». «Encomendamos al equipo que le está atendiendo. Seguimos pidiendo a nuestra Madre, Nuestra Señora de los Ángeles, que le asista», han señalado las mismas fuentes.

Joaquín María López de Andújar fue sustituido por el actual obispo de Getafe, Ginés García Beltrán, cuando cumplió 75 años de edad, después de 13 años al frente de la Diócesis de Getafe, ya que fue nombrado obispo diocesano de Getafe el 29 de octubre de 2004, tras el fallecimiento de su antecesor Francisco José Pérez y Fernández Golfín. Tomó posesión de su cargo el 19 de diciembre de ese año.

Su primer encargo pastoral fue en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora, en Colmenar Viejo, de donde pasó a la Parroquia de Santa María la Mayor de Madrid, como Vicario Parroquial, desde 1969 a 1976. Desde 1976 hasta 1984 Párroco de Nuestra Señora de Africa también en Madrid. En 1978 elegido Arcipreste del Arciprestazgo de San Roque, hasta 1984. Fue Delegado de Catequesis de la Vicaria VI de Madrid.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.