El Ayuntamiento de Getafe pide que se convoquen las reuniones técnicas con la Comunidad de Madrid

GETAFE/ 22 DE SEPTIEMBRE DE 2020/ El concejal de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Getafe, Ángel Muñoz, ha recordado este martes que el plan de minimización de ruidos de la fundición de la planta de Corrugados en el municipio deberá estar listo durante el otoño.

Las emisiones y los ruidos de esta fundación llevan años provocando las quejas de los 20.000 vecinos de los barrios de Juan de la Cierva y de Los Molinos, en Getafe, quienes han denunciado en repetidas ocasiones que las instalaciones de la fábrica están “obsoletas”, pidiendo su traslado a otra ubicación diferente y alejada del casco urbano.

Publicidad

El Ayuntamiento de Getafe ha pedido hoy a la Comunidad de Madrid que se pongan en marcha las reuniones técnicas para hacer el control y el seguimiento de la factoría a las que se comprometieron el viceconsejero de Medio Ambiente, Mariano González, y la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, a finales de junio pasado.

Publicidad
La plataforma ha recogido firmas contra las emisiones de la fundición (Foto: Plataforma de Afectados por Corrugados)

El concejal de Sostenibilidad ha asegurado que “hemos de ser extremadamente vigilantes ante cuestiones como el plan de minimización de ruidos”, que la empresa tiene que ejecutar tras la concesión de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la Comunidad de Madrid.

En ese sentido, el Gobierno municipal de Getafe ha pedido a la Comunidad de Madrid “más dureza” en la aplicación y el cumplimiento de la AAI para que “se garantice el bienestar de los vecinos”.

Publicidad

La Comunidad de Madrid confirmó a finales de junio que una estación móvil mediría las emisiones industriales de la fundición de Corrugados cuando ésta retomara su actividad, suspendida como consecuencia la crisis del coronavirus.

Los vecinos han vuelto a denunciar en sus redes sociales los ruidos y las emisiones a la atmósfera de la planta getafense, reclamando dejar de ver “esa nube de humo constante sobre nuestras cabezas” y poder “abrir las ventanas sin ruidos y sin miedo a lo que respiramos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *