La Dirección de la fundición ‘Corrugados’, de Getafe, ha asegurado que en su proceso de fabricación no se utiliza «plomo en ninguna de sus formas» ni cualquier otro «material susceptible de ser considerado cancerígeno en la fabricación de barras de acero corrugado».

La empresa ha emitido un comunicado después de que, esta semana, la Plataforma de Afectados por Corrugados detectase en el patio del colegio ‘Miguel de Cervantes’ partículas presuntamente de hierro, que podrían ser cancerígenas, según la plataforma vecinal.

En este sentido, Corrugados ha anunciado que «tomará acciones legales contra cualquier persona o agrupación que acuse a la empresa de falsedades tales como generar partículas cancerígenas».

En este punto, la fundición ha asegurado que la planta getafeña «opera conforme a su Autorización Ambiental, y bajo estrictos controles de la administración competente, desde el año 1963″.

La entrada a la fundición de Corrugados.

Los vecinos de Los Molinos y Camino Viejo de Pinto han asegurado, en cambio, que la actividad de la fundición incumple, según dos informes, la normativa establecida en emisión de partículas y de ruidos.

Para la empresa, en cambio, la Autorización Ambiental incorpora las Mejores Tecnologías Disponibles (MTDs) publicadas por la Unión Europea para el sector
siderúrgico.

Movilización vecinal

Este miércoles, unos 250 vecinos, según la Plataforma de Afectados por Corrugados, se concentraron frente a la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid para trasladar al Gobierno regional su preocupación por las emisiones continuas y problemas que genera la fundición Corrugados.

Los vecinos se han movilizado ante la consejería para gritar «basta» y reclamar que se endurezca la Autorización Ambiental Integrada (AAI), el permiso que concede la Comunidad de Madrid para que la fundición siga con su actividad.

Según los vecinos, la empresa incumple sistemáticamente y a la que, paralelamente, el Ayuntamiento ha presentado alegaciones para que se endurezcan los requisitos a la actividad de la fundición.

«No vamos a permitir que se renueve la licencia de Corrugados en estas condiciones», han señalado los afectados. Ante ello, exigirán el «endurecimiento de los requisitos para otorgar de nuevo la licencia» al entender que «la fundición no puede seguir trabajando cómo ha hecho hasta ahora, al margen de la ley con el amparo del gobierno regional».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.