El juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Getafe ordenaba recientemente el sobreseimiento y archivo de las actuaciones contra la alcaldesa, Sara Hernández, por los vertidos que se venían realizando al río Manzanares desde 1995. El juzgado desestimó imputar delito alguno al considerar que el Gobierno de Hernández era el único que, desde 2015, estaba buscando soluciones al problema.

La denuncia ponía sobre la mesa un hecho patente desde hace décadas. La situación del Manzanares a su paso por Getafe, que durante años han denunciado grupos ecologistas y colectivos sociales. Pero, ¿qué es lo que realmente se está haciendo? ¿El proyecto va más allá de impedir los vertidos?

Publicidad

Primer paso: eliminar vertidos

El primer paso se ha centrado en eliminar estos vertidos, que se producen porque las estaciones elevadoras de agua -que canalizan las aguas que proceden de Getafe- fueron vandalizadas en 1995 e impidieron que acabasen en la estación depuradora más próxima. El primer paso para recuperar la situación del río ha sido poner en marcha nuevas canalizaciones de aguas residuales hasta la depuradora más próxima, trabajos que se están acometiendo en estos momentos.

De hecho, fuentes municipales calculan que la primera elevadora estará terminada en verano y la segunda, antes de que acabe el año. Ambas deben funcionar de manera coordinada para poder elevar el agua de saneamiento que llega de Getafe y hacerla entrar en la depuradora.

Ambos sistemas, que dejaron de funcionar en 1995 por actos vandálicos, permiten -mediante un sistema de tornillo de arquímedes- llevar el agua hasta su destino.

Cuando se conoció el archivo de las diligencias judiciales, la alcaldesa, Sara Hernández, declaró que era algo de los que estaban seguros, tras afirmar que todas las actuaciones del Ejecutivo estuvieron «ajustadas a derecho». «Afortunadamente -ha señalado-, ha acabado con el archivo y reconocimiento de que este equipo de Gobierno y tras 20 años se ha preocupado por acabar con estos vertidos».

Tras ello, la regidora mostró la «satisfacción del Gobierno» y redobló su apuesta medioambiental: «Vamos más allá y tenemos el proyecto de ‘Getafe Río’ para ampliar Madrid Rio hasta Getafe».

Restos en las márgenes del Manzanares a su paso por Getafe hace unos años (Foto: Archivo)

Pero, ¿qué es realmente el proyecto ‘Getafe Río’? ¿Cuáles serán las bases para recuperar y naturalizar el Manzanares y sus márgenes?

Objetivo: recuperar el río para los vecinos

Paralelamente a las actuaciones contra los vertidos, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un proyecto para crear en las riberas del río -desde el Caserío de Perales hasta el arroyo de la Bulera- todo un proyecto que, entre obras y expropiaciones, se llevará unos 2 millones de euros de inversión. Se trata de un paseo fluvial, un itinerario verde peatonal de unos cuatro kilómetros.

El objetivo es, una vez finalizado el proyecto, que los vecinos acudan al río Manzanares para disfrutar de él, al igual que hacen, por ejemplo, en el Cerro de los Ángeles. De hecho, el concejal de Urbanismo, Jorge Rodríguez, considera que se trata de un entorno muy desconocido para los getafenses. «La gente desconoce que Getafe tiene río y eso hay que potenciarlo», señala.

Las riberas del río que serán acondicionadas.

En su recorrido se instalarán bancos y mobiliario integrado con el paisaje, al tiempo que se diseñará una zona estancial con plataformas de madera en un área próxima al agua donde se llevarán a cabo talleres escolares, danza o yoga.

Junto al acceso desde el Caserío, y en un tramo de unos 740 metros, se desarrollará un recorrido autónomo para personas ciegas, sordo-ciegas o con discapacidad visual. El recorrido contará en toda su longitud con una cuerda guía y señalítica en Braille.

Los dos accesos para bajar a la ribera y salvar el desnivel se han diseñado mediante entramados de madera y empalizadas.  

Aunque el proyecto contempla en sí la recuperación de casi 11 kilómetros de río, el primer tramo del proyecto para hacer zona de paseo y estancial se concreta en este área. Se trata de un espacio particularmente accesible, con una banda de ribera que permite acercarse a la orilla o estar en contacto con la lámina de agua. Es decir, la ribera está a nivel, frente a otros tramos donde el río sólo puede verse desde arriba.

Las actuaciones en general que contempla el proyecto son la limpieza general de las márgenes del río, la eliminación de barreras o vallados y la reducción de las escolleras.

Uno de los planos del proyecto ‘Getafe Río’.

En el plano práctico se aplicarán soluciones de bioingeniería en el paisaje para desactivar los procesos erosivos y desestabilizantes en parte de las laderas fluviales. De igual forma, se prevé recuperar una balsas de aguas que son hábitat de anfibios y se crearán refugios y ‘hoteles’ de insectos, así como nidales de abejas. Todo el proceso llevará a realizar algunas expropiaciones para aumentar el espacio fluvial.

La empresa pública de Limpieza y Medio Ambiente (LYMA) de Getafe tiene previsto iniciar en las próximas semanas esta «renaturalización» del cauce del río Manzanares ya que, en octubre está previsto el inicio de las plantaciones de más de 24.000 árboles y arbustos en ambos márgenes.

Segundo paso: labores de limpieza

La limpieza y recogida de residuos seguirá al proceso, iniciado por la empresa pública Limpieza y Medio Ambiente (LYMA), que procederá también a limpiar los pozos de registro de colectores.

Una vez terminado este proceso, se procederá a la plantación de unos 3.300 árboles y 21.000 arbustos en toda la zona del paso del río en el término municipal de Getafe. Posteriormente, se realizarán nuevas plantaciones que se acercarán a la cifra de 37.000. Además se va llevar a cabo la plantación de especies vegetales atractivas para insectos polinizadores tales como abejas, avispas apoideas, escarabajos, dípteros y lepidópteros.

Todo el proceso es de suma complejidad por el elevado número de sujetos que participan en el proyecto -entre ellos, la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT)- y todos los elementos que hay en el entorno: AVE, M-50, Parque Lineal del Manzanares de la Comunidad de Madrid, vías pecuarias…

Otro de los frentes abiertos en las riberas del río es la desmantelamiento de huertos ilegales que ocupaban tierras sin autorización. De hecho, el proceso de expropiación para ‘renaturalizar’ el Manzanares hará desaparecer estas instalaciones de manera definitiva.

En abril de 2021 comenzaron las labores de desmantelamiento de estas instalaciones «no autorizadas». Ahora, «casi todas» han desaparecido ya del paisaje.

Pese a todo, el edil de Urbanismo cree que la licitación de obras podría registrarse en septiembre para que el inicio de los trabajos se produzca en los primeros meses de 2023. Tras ello, ya sólo queda esperar que los getafeños visiten la zona para conocer y disfrutar de su ‘desconocido’ río.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Participa en la conversación

2 Comentarios

  1. La Plataforma Salvemos el Río Manzanares lleva desde 2019 trabajando, reivindicando y solicitando el Proyecto del Río y aún no lo han enseñado.
    Esta actuación hay que hacerla con la participación de la ciudadanía.

  2. Pero como es tan mentirosa Sara Hernandez?, si la ampliación del rio ya lo dijo hace 7 años en su primera legislatura, y no ha hecho absolutamente nada. Menuda Mentirosa compulsiva, la alcaldesa cutre. La vamos a llamar al cutre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.