Publicidad

Con la balsámica victoria en San Sebastián el club ha firmado un inicio en puntuación que supera los de las dos últimas temporadas

GETAFE / 7 OCTUBRE 2019 / Cuando la necesidad de lograr un triunfo más agobiaba, el equipo mostró resiliencia para conseguir tres puntos ante la Real Sociedad que cortan con la irregularidad imperante en el proceder de los de Bordalás en liga.

Tanto jugadores por redes sociales como Bordalás en sus respuestas tras el choque denotaban que la alegría de ganar no era la de un partido cualquiera. La imagen de Cucurella, alentando a un David Soria abrazado al balón que acababa de parar, es sintomática de un Getafe que se exigía la victoria tras conseguir solo una de siete en liga.

Publicidad

En su caso, el técnico aprovechó para recordar partidos previos en los que el equipo rozó lo que el domingo pudo materializarse: «Nosotros somos ambiciosos en el campo, habíamos hecho buenos partidos y nos faltaba el premio de la victoria».

Buenos números y sensaciones recuperadas

Hace casi un mes, cuando se alcanzaba el primer receso de la liga, jugadores como Jorge Molina admitían sentir cierta ansiedad por ganar tras tres jornadas en las que la victoria se resistía. Desde entonces, el equipo ha mejorado progresivamente, aunque con ciertos tropiezos que escocieron. La vulnerabilidad defensiva que extraña en los azulones es un asunto aun por resolver, pero de momento se ha remediado con otras virtudes.

Publicidad

Sin embargo los números ayudan a hacer un balance más completo y en este caso, dan una imagen casi contradictoria respecto a las urgencias expresadas. En los últimos treinta días el Getafe ha jugado siete partidos, que han resultado con cuatro victorias -dos de ellas en Europa League-, dos empates y una derrota.

Publicidad

La imagen borrosa del equipo en competición doméstica se maquilló con la victoria ante la Real Sociedad. Los puntos sumados tras las ocho jornadas disputadas arrojan un dato sorprendente en un contexto en el que la autocrítica había sido exigente: el equipo ha realizado el mejor inicio de las tres temporadas que Bordalás ha sido entrenador del Getafe en primera.

Los 10 puntos cosechados superan los 9 y 8 respectivos de las campañas previas. En los años anteriores, los inicios dubitativos se sucedieron de buenas rachas que permitieron al conjunto despegar hasta posiciones de clasificación europea. Si la tendencia se repite, las perspectivas de futuro son más que alentadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.