Publicidad

El Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario de Fuenlabrada ha incorporado por primera vez a su actividad asistencial un nuevo sistema de navegación robotizado indicado para la implantación de prótesis de rodilla.

En concreto, se trata de una innovadora tecnología que permite llevar a cabo intervenciones quirúrgicas con un sistema de navegación robotizado que no requiere imágenes previas, ya que todas las resecciones las lleva a cabo el brazo robótico, ha informado el centro hospitalario en un comunicado.

Además, los pacientes intervenidos tienen un menor riesgo de sangrado al no ser necesarias la colocación de guías dentro del fémur o la tibia, a lo que se suma un incremento de la supervivencia de las prótesis implantadas con este procedimiento, que se prevé que estará por encima de los 10-15 años en un porcentaje mayor que con procedimientos convencionales.

Este sistema de navegación consta de tres elementos básicos: una estación de trabajo (ordenador incorporado en el quirófano); un sistema de localización en el espacio para reconocer la posición y orientación relativas del instrumental quirúrgico con respecto a las estructuras anatómicas implicadas en la cirugía, y métodos de referenciación que permiten referenciar la anatomía del paciente en el modelo realizando un modelo virtual de la rodilla en tiempo real y sin necesidad de pruebas de imagen específicas como TC o RM previas a la cirugía.

Javier López Lázaro, jefe del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Campo «novedoso»

«La cirugía navegada de rodilla y la robótica es un campo novedoso dentro de la cirugía protésica y tiene ventajas respecto a las cirugías convencionales: permite un posicionamiento óptimo de los componentes, lo cual nos va a proporcionar una mejora con respecto a los resultados y a la supervivencia de los implantes y una disminución de la necesidad de recambios en un futuro», según ha explicado el jefe del Servicio de
Cirugía Ortopédica y Traumatología del hospital, Francisco Javier García Lázaro.

En cuanto a la precisión en la colocación de los componentes de una prótesis de rodilla, esta herramienta supone el uso de un motor robotizado que permite que las resecciones sean exactas para la colocación de los componentes de acuerdo a la planificación preoperatoria que se realiza previamente, pudiendo ajustarse a niveles
de 0,5o o 0,5 mm, precisión impensable con técnicas quirúrgicas convencionales.

Además, la cirugía navega robotizada para la artoplasia de rodilla permite la posibilidad de tener en tiempo real el posicionamiento de los implantes, la situación de los ligamentos a nivel de la articulación de la rodilla y la colocación perfecta de estos implantes con el fin de obtener unos mejores resultados a largo plazo.

El Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario de Fuenlabrada, dirigido por Francisco Javier García Lázaro, atiende al año alrededor de 12.880 primeras consultas y 28.365 consultas de sucesivas. Además, ese servicio realiza al año alrededor de 1.057 intervenciones quirúrgicas programadas y 1.163 intervenciones quirúrgicas de carácter ambulatorio.

Con respecto a la oferta asistencial, este servicio dispone de 4 unidades asistenciales orientadas a patologías específicas de pie-tobillo, miembro superior, miembro inferior y columna. Por otra parte, desde que se puso en marcha el nuevo sistema de cirugía robótica a mediados de marzo se han realizado cinco intervenciones de este tipo.Copiar al portapapeles.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.