Sorprendía a sus víctimas por detrás y les aplicaba la técnica del ‘mataleón’ hasta que perdían el conocimiento

FUENLABRADA / 15 NOVIEMBRE 2019 / Un hombre de 39 años ha sido detenido por cometer presuntamente siete robos con violencia a empresarios de origen asiático con la técnica del ‘mataleón’ en la zona Sur, en el marco de una operación conjunta desarrollada por agentes de la Policía Nacional en la localidad de Fuenlabrada y del Puesto de Guardia Civil de Valdemoro.

El arrestado colaboraba con otros dos individuos ya identificados y sobre los que se emitió orden busca y captura. De hecho, uno de esos colaboradores ya ha sido detenido recientemente en el distrito de Carabanchel, pues se le perseguía además por otros hechos delicitivos.

Publicidad

Hasta el momento, se han podido esclarecer siete robos con violencia por el método del ‘mataleón’ y en todo los casos las víctimas fueron de origen asiático, aunque no se descarta su implicación en otros hechos.

El detenido es un ciudadano de origen marroquí de 39 años de edad que cuenta con antecedentes por delitos contra el patrimonio y que será puesto a disposición de la autoridad judicial. La investigación continúa abierta y no se descarta la detención de más implicados en las próximas horas.

Investigación

La investigación comenzó el pasado mes de septiembre por parte de la Guardia Civil tras ejecutarse un robo con violencia a dos ciudadanos de origen chino en el municipio de Torrejón de Ardoz.

Publicidad

Así, los agentes localizaron diferentes elementos que abandonaron los presuntos autores y que permitieron centrar la investigación sobre un hombre de origen magrebí, que era el cabecilla del grupo.

De esta forma, agentes de la Policía Nacional llevaban investigando a los mismos individuos desde el mes de julio por hechos similares desarrollados en Fuenlabrada por lo que trabajaron de manera conjunta en el desarrollo de la operación.

El procedimiento que realizaba el implicado consistía en seguir a las víctimas para conocer sus rutinas y seleccionar así el lugar más idóneo para cometer el robo y evitar la presencia de testigos.

Publicidad

Por la espalda

De esta forma, sorprendían a las víctimas por la espalda pasándoles el brazo por el cuello para realizarles un estrangulamiento hasta hacerles perder el conocimiento, momento en el que les sustraían las pertenencias y huían del lugar de forma precipitada.

Una de las dificultades con las que se han encontrado los investigadores es que las víctimas eran abordadas por la espalda, por lo que no podían aportar datos de los autores de los hechos. Además, todas las víctimas eran empresarios de origen chino y estaban asentados en el sur de la Comunidad.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.