Vecinos de Arroyomolinos presentan este viernes las más de 22.000 firmas recogidas a través de ‘change.org’ para pedir una solución a los corrimientos de tierra en el margen del Arroyo de la Arroyada, que está afectando las fachadas de varias viviendas, suponiendo «un grave riesgo de hundimiento».

Publicidad

Hace casi dos meses, Esther, una de las vecinas afectadas, inició una petición al Ayuntamiento de Arroyomolinos, la Comunidad de Madrid, la Confederación Hidrográfica del Tajo y el Canal de Isabel II, actores implicados, para que abordaran una solución ante los sucesivos desprendimientos y derrumbes de parte de sus parcelas

Publicidad

Las firmas recogidas, aunque presentadas frente al Ayuntamiento de Arroyomolinos, instan a todas las administraciones mencionadas a ponerse de acuerdo en la consecución de una solución al problema que está amenazando a las viviendas más próximas al río, sobre todo de las calles Alamo y Alameda.

«Llevamos dos años intentando que las administraciones pongan fin a nuestros problemas, causados por ellas, y de los que ningún organismo implicado quiere hacerse responsable», ha señalado Esther, quien insiste en que «el deterioro cada vez es mayor», teniendo en cuenta la época del año que nos encontramos.

Según estos vecinos, la causa del problema surge cuando el Canal de Isabel II construyó «una gran arqueta que hace que se obstruya el cauce natural del río provocando efecto presa, es decir, la erosión del terreno y el derrumbe de los muros».

«Hemos escrito muchos comunicados pidiendo una solución a este problema, teniendo en cuenta que han ido surgiendo más temporales y esto ha hecho que el deterioro haya ido en aumento«, afirma Gloria, otra de las vecinas afectadas que dirige la petición en ‘charge.org’.

El último punto de inflexión tuvo lugar el 1 de noviembre pasado, durante el puente de Todos los Santos, cuando los vecinos de las calles Alameda y Alamo sufrieron el derrumbe de algunas parcelas debido al fuerte temporal de lluvias de esos días, llegando a haber caídas de tierra «de hasta 30 metros cuadrados».

Situación de algunas de las viviendas tras la tormenta/ @SandraGarciaRiv

El Ayuntamiento se mueve

El Ayuntamiento de Arroyomolinos se movió inmediatamente y ha solicitado autorización a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, para proceder a la limpieza del cauce del Arroyo de la Arroyada ante el peligro de que nuevas crecidas sigan dañando viviendas aledañas.

Además, ha solicitado al Canal de Isabel II que estudie la retirada del colector presente bajo la pasarela peatonal que cruza el arroyo a fin de que tome las medidas necesarias para evitar el posible «efecto presa» que se produce en la zona con las fuertes tormentas.

Por otra parte, el Ayuntamiento, contando con los informes técnicos correspondientes, ha realizado también las consultas pertinentes a varias empresas especializadas y espera «recibir en breve los presupuestos y proyectos que permitan acometer cuanto antes las actuaciones necesarias para la protección del cauce».

«Esperamos que con esta entrega de firmas y nuestra reunión con el Ayuntamiento, de una vez por todas y a la mayor urgencia, demos por fin con una solución«, ha añadido Gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.