Publicidad

El alcalde de Arganda, Guillermo Hita, acompañado por la concejala de Servicios a la Ciudad, María Jesús Ruiz de Gauna, ha visitado este miércoles la calle Virgen del Pilar donde ya ha finalizado la primara fase de las obras de renovación de la pavimentación.

Estos trabajos han incluido la reordenación del espacio, con nuevos solados de baldosa, la ampliación de aceras, la renovación de bordillos y la colocación y construcción de nuevos elementos para canalizar la recogida de las aguas pluviales en nuevos sumideros.

De igual manera, se ha reordenado el aparcamiento situado en la calle Virgen del Pilar, donde se ha extendido una capa de aglomerado sobre el hormigón existente, según ha señalado el Ayuntamiento a través de sus redes sociales.

Estas obras suponen la primera fase de la remodelación del barrio, pues a continuación se llevarán a cabo distintos trabajos de mejora en calles como Virgen de las Mercedes, Inmaculada Concepción, Virgen de los Reyes o Virgen del Rosario.

Visita del alcalde a las obras/ Ayto. Arganda

Cuatro fases

Las obras de esta actuación se realizarán en cuatro fases, comenzando por el tramo comprendido entre la calle Escultor José Ginés y la calle Virgen del Rosario, el cual estará cerrado al tráfico desde el inicio de los trabajos.

Se estima que las tareas en este tramo concluyan el 18 de noviembre. En este tramo se reordenará el espacio existente mediante un carril de tres metros, aparcamientos a ambos lados de dos metros y aceras con un ancho de 1,50 metros.

En la zona de la plaza de la oficina de Correos se realizará un nuevo solado con baldosa de terrazo granallado. Mientras, en los encuentros de las calles se ampliarán las aceras y se construirán pozos de registro sobre el colector existente para la conexión de los nuevos sumideros.

En el tramo comprendido entre la Era de Vedia y la calle Escultor José Ginés se mantendrán los dos sentidos de circulación con carriles de 2,50 metros, aparcamientos a ambos lados de 1,80 metros y aceras con un mínimo de 1,50 metros.

También se fresará el pavimento de aglomerado, se renovarán los bordillos, se ampliarán las aceras y se procederá al solado de las existentes con baldosa de terrazo granallado, además de construir un nuevo colector de 400 milímetros de diámetro para la recogida de las aguas pluviales de los nuevos sumideros.

Finalmente, en el tramo comprendido entre la calle Virgen del Rosario y la calle Virgen de las Mercedes se realizará una calle convivencial con el pavimento a nivel.

Se dejará un pequeño escalón entre acera y calzada mediante un bordillo y se protegerán las aceras mediante bolardos. En la calzada se colocará una canaleta prefabricada que canalice las aguas hasta los sumideros nuevos y el aparcamiento situado al final de la actuación se reordenará y se extenderá una capa de aglomerado sobre el hormigón existente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.