El Ayuntamiento de Alcorcón ha avanzado que están ultimando las labores de rehabilitación y adecentamiento para garantizar «las condiciones de habitabilidad necesarias» en las viviendas procedentes del Plan Permuta, con el objetivo de que estas puedan ser ofrecidas en alquiler social «cuanto antes».

Así lo ha trasladado el segundo teniente de alcalde y portavoz de Ganar Alcorcón, Jesús Santos, después de que el PP denunciara en el Pleno municipal que «se mantienen aún cerradas 59 viviendas procedentes del Plan Permuta», que fueron readquiridas recientemente por el Consistorio tras quebrar la empresa pública de vivienda.

Publicidad

«Los jóvenes y colectivos vulnerables llevan esperando más de 3 años que la alcaldesa cumpla con su promesa electoral, ya que estas viviendas siguen cerradas, asumiendo el Ayuntamiento, además, los costes de mantenimiento como seguros, y gastos fijos de suministros», han señalado desde el PP en una moción.

Desde el Consistorio insisten en que, en estos momentos, una vez ejecutada la compra de las viviendas, que se ha realizado «en menos de 3 años», están «acondicionandolas para que sean habitables», ya que «durante 8 años el PP las abandonó a su suerte, teniéndolas cerradas a cal y canto, sin ningún tipo de mantenimiento».

«Las cosas hay que hacerlas bien. Entendemos que el mismo PP que, cuando gobernaba, decía que estas viviendas no se podían comprar hoy quiera meter a vecinos en lugares donde no se han garantizado las condiciones de habitabilidad y adecentamiento necesarias», insisten desde el Gobierno municipal.

Publicidad

El Ayuntamiento de Alcorcón completó en junio pasado la adquisición de las 59 últimas viviendas que quedaban pendientes del Plan Permuta a la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria (Emgiasa), que se encuentra en fase de liquidación por parte de la administración concursal.

Ana Gómez, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alcorcón. Foto: Sonia Baños

Plan Permuta

El Plan Permuta nació hace unos años con un doble objetivo: que personas mayores, cuyos domicilios se situaban en calles estrechas de la zona centro y carecían de ascensor, cedieran sus pisos a un plan de alquiler joven, mientras ellos se instalaban en un bajo accesible del nuevo desarrollo del Ensanche Sur de forma vitalicia.

Sin embargo, una vez que Emgiasa entró en concurso de acreedores, el Juzgado de lo Mercantil número 6 comenzó a reclamar a los beneficiarios de dicho Plan -unas 90 familias, la mayoría de ellas con movilidad reducida- la devolución de los pisos adaptados «para proceder a la venta de los inmuebles sujetos a este Plan».

Publicidad

De esta forma, según se comunicó a los vecinos afectados por la medida, tendrían dos opciones: el derecho a adquirir la propiedad de la vivienda de protección pública donde viven actualmente o regresar al antiguo piso en propiedad, ambas con una compensación económica por la pérdida del derecho vitalicio sobre la vivienda.

Finalmente, de las 114 viviendas de este Plan, al final fueron 17 los beneficiarios que eligieron la opción que daba el juzgado de optar a la compra de estas viviendas, mientras que otras 59 viviendas han sido readquiridas por el Consistorio para destinarlas a vivienda social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.