La magistrada entiende que no existe delito de desobeciencia grave a la autoridad y decreta el sobreseimiento del caso

ALCORCÓN/ 25 FEBRERO 2021/ El Juzgado de Instrucción número 1 de Alcorcón ha archivado la denuncia interpuesta por el Ayuntamiento contra los dos ediles de Vox en la localidad, Pedro Moreno, su portavoz, y Noemí Selas, a quienes acusaban de “saltarse el estado de alarma” tras acudir el 12 de octubre pasado a una concentración ilegal.

Según el auto de sobreseimiento, al que ha tenido acceso Noticias para Municipios, los hechos denunciados en su día por el edil de Seguridad, Daniel Rubio (PSOE), en nombre de la Corporación, no son constitutivos de infracción penal, por lo que decreta el sobreseimiento libre y el archivo de las diligencias abiertas.

Publicidad

Según denunció la alcaldesa, Natalia de Andrés (PSOE), ambos ediles, residentes fuera del municipio, acudieron en la mañana del 12 de octubre a una concentración en la estación de San José de Valderas, donde “un grupo con banderas de España se concentró incumpliendo la obligación de no reunirse más de 6 personas”.

Ninguno de los dos vive en este municipio. Se saltaron en confinamiento perimetral, incumpliendo la normativa, además de no solo participar, sino convocar, a una concentración con la participación de más de seis personas”, añadió De Andrés, avanzando la denuncia que finalmente se interpuso en un Juzgado de Guardia.

La alcadesa, Natalia de Andrés, durante su intervención en el Debate del Estado de la Ciudad

Denuncia

En la misma, se alegaba que los dos ediles podrían haber cometido un delito de “desobediencia grave” al contravenir las disposiciones derivadas del estado de alarma y participar y organizar una concentración no comunicada el pasado 12 de octubre de 2020.

Publicidad

También denunciaron que se produjo una concentración de vehículos delante del domicilio del segundo teniente de alcalde, Jesús Santos (Unidas Podemos), “emitiendo gritos y consignas amenazantes, que podrían ser constitutivos de un delito de coacciones y amenazas”.

Sin embargo, la magistrada asegura en su auto que el delito de desobediencia a la autoridad o a sus agentes del artículo 556 del Código Penal requiere la concurrencia de varios elementos, como “el mandato expreso, concreto y terminante de hacer o no hacer una epecífica conducta, emanado de la autoridad o sus agentes”.

Además, con respecto al delito de amenazas o coacciones sobre el segundo teniente de alcalde, insiste en que es condición objetiva para este tipo de delitos la denuncia del ofendido, debiendo ser el Juzgado que conozca del atestado de esa denuncia -que fue interpuesta por Santos en Comisaría- quien se pronuncie.

Publicidad

“De la misma manera que la alcaldesa de Alcorcón se encargó de divulgar en medios oficiales, de su partido y personales, así como en medios de comunicación locales esta denuncia, esperamos ahora por su parte que se sirva de los mismos medios para anunciar el sobreseimiento y archivo y pedir disculpas“, ha pedido el portavoz de Voz, Pedro Moreno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.