Publicidad

El sindicato SummAT (sindicato asambleario de los trabajadores del Summa 112) ha denunciado este viernes la «arbitraria y caótica» reorganización de la atención urgente extrahospitalaria prevista por la Consejería de Sanidad y ha advertido que adoptará todas las medidas a su alcance para intentar que este plan se lleve a término.

En un comunicado, los trabajadores del Summa 112, encargados de la atención de urgencias extrahospitalarias de la Comunidad, han trasladado así su «más vehemente desacuerdo» con las medidas anunciadas por el departamento de Enrique Ruiz Escudero previstas para después del verano.

Publicidad

En concreto, la Consejería plantea el cierre de los 37 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) que funcionaban hasta su cierre al principio de la pandemia de Covid-19, que prestaban servicio cuando cierran los centros de salud (de 20,30 a 8,30 horas de lunes a viernes y las 24 horas durante los fines de semana), y la apertura de 17 Puntos de Atención Continuada.

Un nuevo mapa que contempla así diez PAC ubicados en el mismo emplazamiento que antes ocupaba un SUAP y dotados con médicos, enfermeros y técnicos en emergencias sanitarias o celadores y otros siete solo con cuidados de enfermería programada.

Alejado de la realidad

«La absoluta inexistencia de consulta y consenso con quienes realizan este servicio, y que por tanto son los auténticos conocedores de la realidad de la urgencia «en la calle», no en los despachos, deviene en una cartografía sanitaria que en absoluto se acerca a la realidad», lamentan desde el sindicato SummAT.

En este sentido, apuntan que el plan deja «lagunas abiertas a la imaginación» como el futuro de las Unidades de Asistencia Domiciliaria (UAD), cuyo objetivo es prestar asistencia a urgencias domiciliarias, posibilitando también la asistencia en emergencias y en otros ámbitos como puede ser la vía publica, y «cuya continuidad» se desconoce hasta el momento.

O también, expone, la «peligrosas penumbra asistencial» que se generará al acudir un paciente grave a un PAC de Enfermería, «disfrazado de ‘atención continuada’ para justificar las consecuencias que se deriven de la falta de médicos en dicha ubicación». Estos puntos, que contarán únicamente con enfermeros, abrirán los fines de semana y festivos de 8,30 a 20,30 horas, prestarán servicios de continuidad asistencial de Enfermería, previa cita.

Reordenación de plantilla

La reordenación de la atención urgente en Atención Primaria llevará aparejada una reorganización de la plantilla de trabajadores del Summa 112. Según fuentes sindicales, el cierre de SUAPs afecta a 395 profesionales y la creación de los nuevos PAC requeriría 296 y en el proceso también se pone a disposición otras 157 plazas vacantes que actualmente están ocupadas por personal eventual.

Sobre este punto, el sindicato de trabajadores del Summa 112 ha cargado contra la Consejería por la «manipulación a su antojo» una vez más de la vida de estos profesionales y de sus familias, con «incesantes traslados sobre los que carecen de capacidad decisoria alguna». Con el cierre de los SUAPs, el personal fue enviado a prestar servicio al hospital de campaña de Ifema y posteriormente a tareas de vacunación en el Wanda Metropolitano y el WiZink Center, para recalar ahora en el Hospital Enfermera Isabel Zendal.

En este contexto, SummAT ha anticipado que adoptará «todas las medidas» a su alcance «para intentar evitar esta arbitraria y caótica ‘reordenación’ de los servicios de urgencia extrahospitalaria».

Marea Blanca exige reabrir los 37 SUAPs que funcionaban antes del Covid y crear otros nuevos donde no había

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSA)-Marea Blanca ha trasladado este viernes su apoyo a las protestas por el nuevo plan de reordenación de la atención urgente extrahospitalaria en la región y ha exigido la reapertura de los 37 Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) que funcionaban en la región antes del inicio de la pandemia de Covid-19 y la apertura de otros nuevos en aquellos puntos de la Comunidad en los que no se disponía de este servicio.

En un comunicado, ha defendido el principio de una Sanidad Pública que debe funcionar las 24 horas del día los 365 días del año para recordar, en este sentido, que los SUAPs garantizaban esta función. Sin ellos, ha advertido, los pacientes acabarán en las urgencias de los hospitales, «muchos de los cuales se encuentran al borde del colapso, incrementando presión sobre sus profesionales y esperas sobre pacientes».

En este sentido, ha censurado el nuevo plan del Gobierno de Isabel Día Ayuso que «clausurará» los 37 SUAPs existentes, con la creación de 17 nuevos Puntos de Atención Continuada (PAC) «que no empezarán a funcionar hasta septiembre» y siete de los cuales «solo podrán ser atendidos por enfermeras y técnicos auxiliares de enfermería».

«La Atención Primaria es la base de un cuerpo a fortalecer no a destruir», han advertido desde la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSA)-Marea Blanca, que recalca que los SUAPs «mantienen esa función».

«El abrazo del oso de los gobiernos neoliberales del Partido Popular, especialmente desde Esperanza Aguirre, han dado un apretón más para liquidar la Salud Comunitaria y provocar que la Sanidad Pública siga sangrando mientras trasfunde el dinero público que la ciudadanía aportamos por nuestros impuestos directos; sangra sin otro mal que las prácticas abusivas de un gobierno que trabaja como agente de la sanidad privada. Esta liberalidad de la dictadura Ayuso es una negligencia sin límites, un atentado permanente contra los derechos de usuarios, pacientes y profesionales sanitarios», ha denunciado en un comunicado.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.