Publicidad

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha explicado que el Gobierno regional pondrá en marcha un proyecto piloto en los hospitales públicos de la región para que sean ellos los que tramiten directamente los partes de bajas laborales.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (centro), acompañado del viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero (i), y de la directora general de Salud Pública, Elena Andradas (Foto: J. Hellín/Ep)

Tal y como ha explicado Escudero, «el objetivo último de aliviar la carga burocrática en Atención Primaria». Una medida ya defendió el Gobierno regional, principalmente durante la pandemia de Covid-19, cuando se saturó este primer nivel asistencial con la tramitación de bajas laborales para infectados por SARs-CoV-2.

Publicidad

Hasta este momento, y según la legislación que regula la Incapacidad Temporal o baja laboral, la baja laboral solo puede ser emitida por un médico del Servicio Público de Salud; esto provocó el aumento de carga de trabajo para los facultativos de Atención Primaria. Por ello, en ese momento, se habilitó la tramitación conjunta en un mismo acto del alta y la baja.

Evitar pedir la baja en un centro de salud

Por ello, con este nuevo proyecto piloto y, tal y como asegura el gobierno regional, se evitará que el ciudadano tenga que pedir la baja en su centro de salud y «aliviará la carga burocrática en la Atención Primaria», han insistido.

Falta de profesionales sanitarios

Asimismo, durante el día de hoy Escudero ha afirmado que la falta de profesionales en el Sistema Nacional de Salud (SNS) es un «problema de Estado», y ha solicitado «actuar ya».

En este sentido ha insistido de que «faltan» enfermeros, geriatras, psiquiatras y un «largo etcétera» que culmina con la «escasez preocupante» de médicos de familia, ha comentado.

Publicidad

De esta manera, Escudero ha reforzado sus argumentos señalando que en los próximos 10 años, se prevé una pérdida de más de 6.000 facultativos por jubilación, de los 17.000 existentes, lo que supone el 35 por ciento de la plantilla actual y ha insistido en que la región ha presentado «numerosas medidas, sin obtener soluciones».

Son cifras, ha incidido, que  «preocupan y mucho» porque son un «grave problema, un problema de Estado». Además, el Escudero ha asegurado que el Real Decreto sobre la mejora de la formación sanitaria «no ayuda a solventarlo» porque se centra en la calidad de la formación y no en la cantidad, que es «donde realmente hay déficit».

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.