Publicidad

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha elevado un suplicatorio a la Asamblea de Madrid para que certifique la condición de aforada de la portavoz de Vox en la Cámara regional, Rocío Monasterio, en relación a la querella de la Fiscalía de Madrid por la presunta comisión de un delito de falsedad documental en un visado del Colegio de Aparejadores.

El escrito se presenta después de que, el pasado 8 de junio, la Asamblea de Madrid quedara constituida tras las elecciones del 4 de mayo. Una vez se certifique el aforamiento, el TSJM decidirá sobre la admisión o no de la querella.

Publicidad

El hecho de que se acredite su condición de parlamentaria autonómica le da el aforamiento para que el caso se siga en la Sala de lo Civil y Penal del TSJM y no en un juzgado ordinario.

Presunta falsedad documental

La querella se interpuso por la presunta comisión de un delito de falsedad documental en el marco de la investigación abierta a raíz de dos denuncias cursadas contra la portavoz de Vox en la Asamblea por presunta falsedad documental y estafa.

Rocío Monasterio (Foto: Jesús Hellín /Ep)

Aparte de la denuncia que cursó Más Madrid a principios de año, se presentó otra por los mismos hechos y delitos presentada por el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid y que se ha acumulado al procedimiento.

Las diligencias de investigación las asumió la Fiscalía de la Comunidad de Madrid, dado que la también presidenta de Vox Madrid es aforada en su condición de diputada autonómica.

Más Madrid denunció -tras la publicación en el diario ‘El País’- la supuesta «falsificación» de un visado del Colegio de Aparejadores en 2005 para los planos de las obras de reforma de un loft del presentador Arturo Valls, el único caso de supuestas «irregularidades» que no estaría prescrito.

Publicidad

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.