Publicidad

La Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid (ASEM 112) ha informado en redes sociales que la avispa asiática no está presente en la Comunidad de Madrid, tras las numerosas alertas que han recibido de los madrileños asegurando que hasta la fecha, «el 100% han sido falsas alarmas».

La avispa asiática mide hasta 3,5 centímetros, tiene cabeza negra, cara amarillo-rojiza, tórax muy oscuro, una línea fina amarilla en abdomen y el extremo de las patas amarillo. Vive en grandes colonias y es más agresiva que otras si te acercas al nido.

Publicidad

Tipos de avispas con las que se pueden encontrar los madrileños

La avispa que sí vive en Madrid y que hace dudar habitualmente a la gente es el avispón europeo o vespa crabro. Tiene un tamaño similar. Sus patas son oscuras, aunque no hay ni rastro de los extremos amarillos de la asiática. Su abdomen, sin embargo, es más amarillo.

Avispón europeo o vespa crabro – Imagen 112

Muchos madrileños confunden también a la asiática con la avispa mamut (megascolia maculata). Es enorme pero muy tranquila. Mide 5 centímetros (la más grande de Europa) y se distingue también por esas 4 manchas amarillas en el abdomen.

Avispa Mamut – 112

La avispa más común en Madrid: la vespula germánica

La más común que tenemos en Madrid, la de toda la vida, es la vespula germánica. Su tamaño aproximado es de 1,5 centímetros. Por tanto, es muy diferente de la asiática. Cómo se puede observar, la diferencia entre ambas es abismal.

La avispa Vespula germánica en comparación con la avispa mamut- 112

Luego están las avispas scolia, que tiene un aire a la mamut. Sin embargo es mucho más pequeña y tiene dos manchas amarillas en vez de cuatro. Es florícola y absolutamente inofensiva si no se molesta.

Avispa Scolia – 112

Por último, están las del género pollistes, una de las avispas más alergénicas. Es muy fácil verlas en toda la región. Muy agresiva, pero solo con las arañas, es la avispa alfarera (euodynerus). Construye nidos de barro y caza arañas para alimentar a sus larvas.

Publicidad
Avispas género pollistes – 112

ASEM 112 recuerda que las avisas solo son peligrosas si eres alérgico o te pican muchas a la vez. Esto es más probable con la asiática, ya que los nidos tienen muchos individuos.

Qué hacer ante una picadura de avispa, abeja u hormiga

Según Redacción Médica, estos son los pasos que hay que dar ante una picadura de avispa, abeja u hormiga:

  • Retirar el aguijón. Las abejas generalmente dejan el aguijón en la zona de la picadura. Si se puede, debe retirarse de forma inmediata con unas pinzas para que no pase más veneno. Si se tarda más de algunos segundos no merece la pena al haber sido inyectado todo el veneno.
  • Lesiones menores locales. No requieren tratamiento o puede aplicarse una compresa fría.
  • Lesiones mayores locales. Se debe:
  • Aplicar compresas frías.
  • Si la picadura se produce en una extremidad, ésta debe ser elevada.
  • Administración de una única dosis de corticoides o de varias dosis en pauta descendente de dosis durante 3 a 5 días.
  • Administrar anti-inflamatorios para reducir el dolor.
  • Administrar antihistamínicos por boca o administrar corticoides en crema para reducir el picor.
  • Reacciones alérgicas graves. Requieren la administración de corticoides o, en casos graves en los que pueda existir compromiso para la vida, la utilización inmediata de adrenalina. Muchos pacientes son conscientes de su riesgo alérgico a las picaduras por lo que deben disponer de jeringas ya precargadas con adrenalina (epinefrina). Estos pacientes deben ser remitidos a un especialista de alergia para que realicen un tratamiento de desensibilización al veneno de estos insectos y eviten así las reacciones potencialmente mortales.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero. Es CEO de Itopía, consultora de marketing y comunicación digital y colaboradora en medios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.