Publicidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado el «tufillo un tanto machista» del portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, por hablar de que «asesores» y «guionistas» le escriben a la dirigente sus intervenciones y ha recalcado que ella no necesita «pedir permiso a ningún hombre» para sus discursos.

En la sesión de control del Pleno de la Asamblea de Madrid de este jueves, el socialista ha pedido a Ayuso que se olvide «de los insultos y los ataques que le mandan sus guionistas» y se centre «en ser presidenta, que es algo muy importante».

Publicidad

«Sus guionistas se piensan que sus ataques y sus insultos siempre van a sonar más que mis ideas y mis propuestas. Se piensan que sus guionistas siempre van a tener más insultos, más ataques, que yo propuestas para la gente. Se equivocan, siempre voy a tener una propuesta más que la suma total de sus insultos, de sus ataques, de sus falsedades…», ha lanzado Lobato.

A estas palabras ha respondido la dirigente madrileña, quien ha remarcado que es «una mujer que no siendo de izquierdas se puede preparar sus propios guiones, sus propias intervenciones», y que tampoco tiene que «pedir permiso» al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo.

«Le veo con un tufillo un tanto machista cada vez que se dirige a mí pero créame no le tengo que pedir permiso a ningún hombre para traer aquí mis propias intervenciones y, créame, no soy de izquierdas», ha contestado Ayuso.

El secretario general del PSOE-M y portavoz socialista en la Asamblea, Juan Lobato, y la portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso – EP

Currículo educativo

Esta ha sido la principal polémica de la mañana en una sesión de control que ha estado centrada en la polémica por el recurso al nuevo currículo educativo de la Ley Celáa. La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea, Carolina Alonso, ha sostenido que el concepto de Educación de la presidenta regional se parece más «al de la Alemania nazi que al de una democracia que se presupone consolidada».

Alonso ha preguntado a la presidenta si de verdad considera hay un «problema de sectarismo en los libros de texto o está guerra judicial que se ha montado es una nueva cortina de humo» para que no se hable «de su pésima gestión».

«Me han comparado con los nazis, con Putin y que fomento las violaciones… creo de verdad que se lo deberían mirar. Vista la reacción que ha provocado en la izquierda y las formas que me hablan lo que demuestran es que hemos tocado justo en la tecla y que es muy importante lo que estamos defendiendo en la Educación», se ha defendido la presidenta regional.

La dirigente regional ha defendido que está velando «por la calidad de la Educación» y trasladarle a las familias que «claro que importan las notas, los diplomas, los reconocimientos y los contenidos». A su juicio, si se quita «la memoria, el cálculo o la historia de la Educación van a tratar a las nuevas generaciones como cromañones con móvil».

La portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Mónica García, y la portavoz adjunta, María Pastor/ A. Pérez Meca / Europa Press

Demagogia con el adoctrinamiento

Por su parte, la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, ha indicado este jueves que no tolera que la presidenta regional «emborrone» la Educación con sus «polémicas rancias» con el currículo del Gobierno de España y la dirigente ha criticado su «demagogia» y su «obsesión».

Así, ha defendido que los docentes son «profesionales maravillosos» que no tienen intención «de adoctrinar a nadie». Además, ciñéndose a su pregunta, ha pedido que defienda al transporte público «como si lo usara» y ha reivindicado una «izquierda patinete» frente a «la derecha de los atascos y el dióxido de nitrógeno».

Por su parte, la presidenta ha lamentado que «utilicen como un plató de televisión» la Cámara regional y le ha trasladado que a ver si tiene «el honor de llegar» a donde ella ha llegado ya. «Usted es una profunda demagoga que habla desde una superioridad moral que no le tolero y unas lecciones de vida como si tuviera conocimiento de lo que siente y cómo quieren vivir los ciudadanos. Consideran que los ciudadanos tienen que estar cortados por su patrón», le ha espetado.

En este punto, la jefa del Ejecutivo autonómico ha incidido en que van a defender «su forma de imponer el mundo» en los libros de texto para que los niños puedan estudiar sus matemáticos e idiomas y puedan prosperar en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.