La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido que el Gobierno regional está tomando «medidas muy efectivas que están funcionando» contra la contaminación.

Así ha respondido a las preguntas sobre la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que condena a España por no haber tomado las medidas necesarias para impedir el incumplimiento sistemático y continuado de los límites de contaminación del aire en Madrid y el área metropolitana de Barcelona.

Aunque la dirigente madrileña ha reconocido que desconocía el fallo, ha remarcado que tiene claro que están poniendo en marcha «numerosas medidas para sobre todo reducir los niveles de contaminación» y mejorar la calidad del aire.

Panorámica de Madrid tomada desde la Casa de Campo (Foto: EP)

Así, ha puesto el foco en que la región es ahora mismo, en proporción al número de habitantes, la que menos CO2 emite de España, la que tiene la mitad del suelo protegido, donde está el segundo Parque Nacional del país y donde la mitad de los coches eléctricos se están matriculando.

«Estamos realizando medidas muy efectivas que están funcionando. No sé este dato de la ciudad, lo miraremos, pero desde luego ambas administraciones y prácticamente todos los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid están muy concienciados», ha trasladado en un acto en la explanada de la plaza de toros de Las Ventas.

El TJUE confirma el incumplimiento sistemático de los límites de calidad del aire en Madrid y Barcelona

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha condenado este jueves a España por no haber tomado las medidas necesarias para impedir el incumplimiento sistemático y continuado de los límites de contaminación del aire en Madrid y el área metropolitana de Barcelona entre 2010 y 2018, una sentencia que no acarrea multa por ser una primera condena sobre el caso.

El fallo –que también confirma el incumplimiento en Baix Llobregat entre 2010 y 2017– da así la razón a la Comisión Europea que denunció el caso ante la corte europea en 2019 tras constatar los «incumplimientos reiterados» de los límites legales de dióxido de nitrógeno (NO2), emisiones que tienen su origen fundamentalmente en el tráfico rodado y en la combustión de energías fósiles y provocan problemas respiratorios y cardíacos.

Natalia Moreno

Periodista. 19 años dedicada a la comunicación corporativa y la estrategia digital en el sector financiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.