Publicidad

Los agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Área de Investigación de Colmenar Viejo, han detenido a una decena de personas por su presunta implicación en veintiún robos con fuerza, tres delitos de usurpación de estado civil, pertenencia a organización criminal, daños informáticos y obstrucción a la justicia.

La investigación se originó el pasado mes de agosto, tras denunciar el conductor de un camión, el robo de la mercancía de su camión, tras romper la lona, aprovechando que se encontraba descansando en el interior de la cabina del camión.

Publicidad

La Guardia Civil montó un dispositivo discreto donde se realizaron numerosas vigilancias estáticas, visualizándose las cámaras de seguridad existentes en la zona, lo que les permitió centrar la investigación en numerosos vehículos. Tras el análisis de pruebas centraron la vista en un grupo de personas.

Los ya detenidos se trasladaban en turismos a las áreas seleccionadas, principalmente situadas en la periferia de Madrid, o en provincias limítrofes como Cuenca, Guadalajara y Toledo. Una vez en el lugar comprobaban las mercancías que portaban los trailers estacionados, aprovechando el descanso de sus conductores.

Una vez seleccionado el objetivo, se ponían en contacto con el resto del grupo que accedía al lugar con un camión y procedían al cambio de la mercancía.

Guardia Civil de tráfico (Foto: EP)

Para poder ocultar los efectos sustraídos contaban con un trastero en Madrid, donde contaban con la ayuda de una trabajadora que se encargaba de apagar las cámaras de seguridad cuando ellos realizaban las cargas y descargas, así como de vigilar los exteriores para evitar que fueran descubiertos por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Además, los camiones que utilizaban eran adquiridos a personas que dejaban su actividad laboral, realizando el pago en efectivo y no culminando la tramitación del cambio de titularidad con la Dirección General de Tráfico, de esta manera evitaban ser identificados.

Los camiones y los vehículos eran estacionados en zonas próximas a sus domicilios, situados en la Cañada Real Galiana, donde evitaban cometer robos. En los registros realizados se ha logrado recuperar material valorado en 55.000 euros. Si bien el valor de la mercancía sustraída por este grupo, superaría el millón de euros.

A los detenidos se les atribuyen robos en el Área de Servicio de Colmenar Viejo, Villaviciosa de Odón en Madrid, en Tarancón (Cuenca), Illescas y Ocaña (Toledo) y en Algora (Guadalajara). Su preferencia era material de telefonía, electrodomésticos y conservas. Los detenidos han pasado a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.