Publicidad

La Policía Municipal requisó este domingo un total de 27 pulseras tóxicas en unas canchas deportivas del madrileño distrito madrileño de Carabanchel preparadas para su venta ilegal a pandilleros, han confirmado fuentes policiales.

Las pulseras contienen unas semillas de abrina catalogadas como muy peligrosas por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición. Son de color rojo intenso, con un extremo negro y del tamaño de un guisante, además su toxicidad se trasmite por contacto. Son peligrosas porque podrían entrar en el torrente sanguíneo a través de alguna herida en la mano o en el brazo.

La intervención policial tuvo lugar en el parque de la Volatería, en el barrio de Pan Bendito. Los agentes locales del dispositivo contra las bandas latinas observaron unos raros brazaletes colgados en un árbol. Al parecer, los iban o los estaban vendiendo pero ante la llegada de la Policía los dejaron al huir aceleradamente del lugar, por lo que no hay detenidos.

Los agentes sospechan que en ese punto se ponen a la venta este tipo de pulseras, destinadas a los integrantes de bandas juveniles que se mueven por el sur de la capital, especialmente los Trinitarios y los Dominican Don’t Play, ha detallado hoy el diario ‘El Mundo’.

Los brazaletes guardan en su interior un tipo de semilla que provoca importantes lesiones al sistema nervioso y digestivo si entra en el organismo, fueron trasladados al departamento municipal de Consumo y la diligencias a la comisaría de Carabanchel.

Agentes de la Guardia Civil cachean a jóvenes en un control para prevenir la violencia entre bandas juveniles (Foto: A.Martínez Vélez/Ep)

Dominican Don´t Plat vs Trinitarios

El crimen registrado en Villaverde fue una venganza de los ‘Trinitarios’ contra la banda rival de la víctima, ‘Dominican Don’t Play’, por algún incidente anterior, pero que no guarda relación con la reyerta de una semana antes en el mismo distrito ni con ningún otro hecho conocido.

Así lo ha confirmado, Mercedes González, delegada del Gobierno en Madrid. Pese a las primeras pesquisas, estos hechos no tienen que ver con los sucesos del día 20 en la calle Cifuentes, en la que tres jóvenes resultaron heridos por cuchilladas de pandilleros, que acabó con dos detenidos. Pero fuentes policiales creen que pudiera ser una venganza por el crimen de Atocha.

En cuanto a la investigación, la delegada ha indicado que los asesinos del chico de 18 años iban completamente encapuchados, por lo que está siendo «muy difícil» reconocerlos e identificarles y por ello de momento no hay detenidos y no se sabe si son menores. «Son gente joven, que cada vez entran y salen antes de las bandas. El 40% son menores, algo que complica más las investigaciones porque no tienen identificación y no podemos seguir sus pasos fácilmente», ha reconocido.

No obstante, la delegada del Gobierno en Madrid desea que pronto haya detenidos, ya que la Policía ha hecho una requisa de la casa de la víctima y han encontrado armas e informaciones «que nos darán una foto completa de lo sucedido».

«Desde que pasó este asesinato en todo momento la prioridad de la Jefatura es la de trabajar en todo momento para esclarecerlo y que los autores o autor acaben ante la Justicia. Delegación y Policía Nacional no hace otra cosa que estar pendiente de este tipo de actuación. Lo lamento en el alma. Y espero que la Policía los encuentre cuanto antes y todos poder dormir cuanto antes», ha querido aclarar.

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.