Publicidad

La Unidad Judicial de Tráfico de la Policía Municipal de Madrid busca a un joven de origen magrebí de poco más de 20 años como autor del atropello que el sábado acabó con la vida de una joven de la misma edad en la zona universitaria de la capital.

Aunque en principio se informó que el conductor se trataba de un joven rumano, ahora han confirmado que es marroquí. En sus antecedentes constan episodios de robo con fuerza, hurtos, atentado a la autoridad y también detenciones por conducir borracho, algo que se considera posible que ocurriese también el día del atropello. También tenía pendiente una orden de entrada en prisión en los próximos días por un robo con fuerza.

Publicidad

Los agentes han inspeccionado su domicilio en la capital, el de sus familiares y amigos más cercanos, por si le pudieran estar dando cobijo. No creen que pudiera haber huido a su país de origen debido a la rapidez de las investigaciones tras el hallazgo del coche.

Los interrogatorios al dueño del coche han sido fundamentales, fue localizado en el barrio de Entrevía en su casa, es un joven español de 19 años también con antecedentes. El vehículo en cuestión estaba en la Ronda Sur de Puente de Vallecas, a 150 metros de su domicilio.

Coche implicado.

Se trata de un Citroën C2 pequeño de color negro, tenía la luna fracturada y considerables daños en parte delantera. Precisamente, los policías están analizando el coche para comprobar las huellas y otros restos que certifiquen que el sospechoso conducía y que también iba acompañado de otras personas. El propietario del coche niega que fuera dentro en ese momento y alega que estaba en su casa con otro amigo.

Publicidad

Los agentes son cautelosos con esta declaración y sospechan que podría haber viajado como copiloto o en los asientos de atrás en el momento del atropello. El dueño del turismo, que no tenía seguro, quedó en libertad con cargos tras el primer interrogatorio, ha asegurado que además de prestarle el coche a este amigo, también le dejó el teléfono móvil, por lo que en un rastreo de geolocalización podría aparecer en el lugar de los hechos.

Otra de las líneas abiertas de la investigación son los interrogatorios a los que ha sido sometido el conductor VTC que dejó a la joven en la puerta de su casa minutos antes de que fuera atropellada mortalmente. El chófer les dijo que no había visto nada, pero podría haber pruebas y testimonios que certifiquen que mintió y que abandonó la zona pese a observar el violento atropello.

Si se confirma, podría ser acusado de un delito de omisión del deber de socorro. La joven canaria fue atendida por el portero de su finca y luego por los sanitarios del Samur-Protección Civil, que solo pudieron confirmar su fallecimiento por la gravedad de las heridas.

Publicidad

Alejandra Perez Navarro

Periodista en construcción, apasionada de la Historia Antigua y sus civilizaciones posee un blog propio donde escribe sobre ello. El ámbito periodístico que más ha trabajado ha sido la comunicación...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.