La ausencia de nieve estas Navidades y unos primeros días de 2023 con récords de calor para un mes de enero hacen que sea muy improbable que se produzca otra nevada como la ocurrida a principios de 2021 cuando la llegada de la borrasca ‘Filomena’ colapsó todo el país.

Sin embargo, y aunque no hay previsión de que se avecine ningún gran episodio de nevadas de magnitud en España, el portal eltiempo.es ha concluido que es «completamente imposible» predecir si va a haber otra ‘Filomena’ en un año concreto o con meses de antelación.

Según asegura, estos eventos sólo se pueden pronosticar con días de antelación pues, como reiteran, «es absolutamente imposible predecir situaciones concretas más allá de las dos semanas aproximadamente» ya que, como precisa, la predicción atmosférica es muy compleja y, si bien cada año se mejora, aún queda camino por recorrer.

Por todo ello concluye que es imposible afirmar que habrá una ‘Filomena’ este 2023 en algún momento de este invierno, ya que las previsiones meteorológicas no son fiables a muchos días vista por la propia naturaleza caótica de la atmósfera.

En 2021, eltiempo.es recuerda que se dieron una serie de factores para que esta nevada fuera tan excepcional pues la entrada de aire polar muy frío sobre la Península semanas antes había llevado a las temperaturas valores muy bajos, con mínimas por debajo de 0ºC en casi todo el país e incluso de hasta -16ºC en algunos puntos.

Al llegar la borrasca ‘Filomena’ a la Península, el aire cálido y húmedo interactuó con este aire frío y toda la precipitación se dio en forma de nieve. Durante la semana siguiente, la gran capa de nieve de entre 20 y 50 centímetros de media en el suelo, junto con un anticiclón centrado en la Península, dio lugar a una ola de frío excepcional que duró toda la semana siguiente y en la cual se batieron récords de temperatura, al bajar el termómetro hasta los -26,5ºC en Torremocha de Jiloca (Teruel).

Una máquina quitanieves en el Puerto de Navacerrada (Foto: R.Bastante/Ep)

Nevada histórica

Durante los días 8 y 9 de enero, una nevada que sería calificada como histórica, dejó hasta 50 centímetros de nieve en Madrid capital y en otras zonas del centro y este peninsular. Se activaron los avisos rojos por nevadas en Madrid, unos avisos que no se habían activado nunca desde que había registros y que suponían el nivel máximo de aviso meteorológico que se puede emitir, por no ser habitual, por su intensidad excepcional y por su riesgo muy alto para la población.

La responsable de Meteorología de eltiempo.es, Mar Gómez, afirma que «el cambio climático no está reñido con este tipo de situaciones y no se puede negar que el cambio climático exista por haberse dado esta situación de nevadas excepcionales y temperaturas muy gélidas».

A día de hoy no se puede asociar borrascas como ‘Filomena’ directamente al cambio climático pero el meteorólogo de eltiempo.es, Mario Picazo, destaca que sí se sabe, «y cada vez con más certeza», que muchos de los fenómenos meteorológicos extremos que se viven en el planeta «los amplifica el calentamiento global».

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.