Publicidad

El debate en las Primarias del PSOE-M celebrado esta tarde ha dejado en el aire si el portavoz adjunto del Grupo parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato, tiene intención de presentarse como candidato a las elecciones autonómicas de 2023 en caso de ganar y resultar elegido el sábado secretario general de los socialistas madrileños.

Ha sido una de las cuestiones que ha marcado la estrategia de su contrincante en la carrera hacia la secretaría general, Javier Ayala, quien ha vuelto ha confirmar que él no se presentará a la candidatura regional porque considera que «suma más en Fuenlabrada», donde prevé revalidar la Alcaldía.

Publicidad
Juan Lobato antes de entrar en la sede del PSOE para el debate de primarias

En este escenario, el alcalde fuenlabreño ha abogado por un partido abierto a toda la militancia, a «los trabajadores», frente a un modelo de partido donde la toma de decisiones se circunscribe únicamente a los 500 compromisarios próximos a la cúpula.

«¿Tú quieres ser candidato, Juan? Es una respuesta de ‘sí’ o ‘no'», ha preguntado en el tramo final del debate.

Lobato ha sido ambiguo en la respuesta: «Cuando llegue ese momento, habrá que valorar», ha dicho tras asegurar que las próximas elecciones regionales serán «muy complejas».

Publicidad

Sin «hiperliderazgos»

Ante ello, Ayala ha vuelto a reiterar que apoyará que tanto la candidatura a la Comunidad como al Ayuntamiento de la capital estén en manos de mujeres. Es más, ha asegurado que no cree «en hiperliderazgos» y, por ello, ha vuelto a defender la necesidad de que el PSOE-M tenga «varias voces autorizadas».

«Hay que tener generosidad política, y hay que trabajar para los demás. Si seguimos con hiperliderazgos -ha zanjado-, nos irá como hasta ahora».

Javier Ayala en la puerta de la sede del PSOE-M antes de debatir frente a Lobato

Durante el debate, Ayala ha ofrecido al portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid ser su vicesecretario general, oferta que Lobato ha rechazado porque cree en «listas cremalleras» y no quiere ocupar «el puesto de una mujer».

Publicidad

Mientras, Lobato se ha comprometido a que, si gana las primarias, la militancia podrá elegir a parte de las listas electorales, mientras que Javier Ayala quiere que la candidatura a la Presidencia la lidere una figura femenina y apuesta por un partido con «músculo social».

Ha sido el debate organizado por la gestora del PSOE-M un encuentro comedido y sin grandes sorpresas. Ambos candidatos han ofrecido a sus adversarios que se integren en sus respectivas listas, y los mensajes han sido los mismos que se vienen lanzando desde hace días.

El desencuentro entre ambos se ha producido cuando Ayala ha referido a Lobato que entiende que su «realidad es otra», por el escenario donde desarrollan sus labores. «Yo veo las dificultades que pasan mis vecinos día a día», ha esbozado el regidor fuenlabreño.

David G. Castillejo

Corresponsal de Noticias para Municipios, Europa Press en la zona Sur de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.